One of the key competences any lecturer needs to develop is to identify good educational resources, and to modify, create and share digital resources that fit their learning objectives, learner group and teaching style. At the same time they need to be aware of how to responsibly use and manage digital content, respecting copyright rules and protecting personal data. These issues are at the heart of Area 2

Please consider where you stand in view of the following long-term goals.

1. Utilizo varios recursos de Internet y diferentes estrategias de búsqueda para ubicar y elegir los distintos recursos digitales en la enseñanza de idiomas, abordando las cuatro competencias comunicativas de acuerdo con las nuevas escalas y descriptores del MCER para discentes.
Nunca utilizo Internet para localizar recursos en la enseñanza y aprendizaje de idiomas.
Utilizo motores de búsqueda y plataformas de recursos digitales para encontrar aplicaciones tecnológicas relevantes en la enseñanza y el aprendizaje de idiomas.
Evalúo y selecciono recursos en función de su idoneidad para mi grupo de alumnos y en función de la necesidad de prácticas especí­ficas de actividades y estrategias comunicativas según competencias (producción, recepción, interacción, mediación).
Comparo recursos recurriendo a distintos criterios aplicables en mi contexto, ej., fiabilidad, calidad, diseño, interactividad, y que sean atractivos y se adecúen según las distintas competencias lingüí­sticas y comunicativas.
Asesoro a compañeros en mi actividad docente sobre recursos óptimos en la enseñanza, así­ como estrategias de búsqueda según el desarrollo deseado de habilidades y competencias en la enseñanza y aprendizaje de idiomas. También gestiono y actualizo mi propia colección de recursos digitales y tengo en cuenta las nuevas escalas y descriptores del MCER.

2. Creo mis propios recursos digitales de aprendizaje de idiomas y modifico los existentes para adaptarlos a diversas actividades y estrategias lingüí­sticas y comunicativas, así­ como a las necesidades de los alumnos
No creo mis propios medios digitales para el aprendizaje de idiomas.
Creo apuntes docentes, listas de lectura, y/o trabajo con herramientas básicas de procesamiento de texto, pero luego imprimo todo.
Diseño presentaciones digitales para la enseñanza de idiomas con algunas caracterí­sticas avanzadas, incorporando elementos de audio, animaciones y elementos de gamificación interactivos.
Creo y modifico varios tipos de recursos (audio, video, cuestionarios, herramientas de programación, presentaciones, etc.) para ser utilizados en diferentes actividades lingüí­sticas y comunicativas (recepción, producción, interacción y mediación online) en diferentes entornos de enseñanza.
Diseño y adapto recursos digitales complejos e interactivos, ej., aplicaciones y juegos para la enseñanza y evaluación en todas las habilidades (escritura, expresión oral, comprensión auditiva, lectura, mediación e interacción en lí­nea) para mis alumnos, creando o co-creando cursos de idiomas online.

3. Encuentro de manera efectiva los medios y procedimientos adecuados para proteger el contenido sensible, p. Ej. datos personales, exámenes, tareas de los alumnos, calificaciones de los alumnos, etc.
Nunca he considerado el tema de la protección o seguridad de datos porque el departamento / institución maneja todos estos temas.
Evito almacenar datos personales u otra información confidencial de forma electrónica, pero a veces almaceno dichos datos mediante el uso de sistemas de gestión locales y / o en la nube.
A veces encuentro formas de proteger los datos personales y otra información, ej., agregando una contraseña de usuario, pero no siempre; por ejemplo, puedo administrar algunas herramientas de Google y / o herramientas VLE para procedimientos administrativos (ej., grupos cerrados, uso compartido de documentos, administración de calendarios, cuestionarios, evaluación por pares, etc.).
Desarrollo y aplico contraseñas para la protección y el acceso a archivos con datos personales (por ejemplo, puedo trabajar como administrador en grupos cerrados, habilitando funciones para los usuarios, o creando enlaces a sesiones virtuales protegidas, documentos, etc.).
Protejo totalmente los datos personales, Ej. combino contraseñas difí­ciles de adivinar con cifrado y actualizaciones frecuentes de software (administración de sitios web, sistemas de correo electrónico, buzones protegidos en la nube, etc.).

Su puntuación:

Su puntuación:

Su respuesta: Nunca utilizo Internet para localizar recursos en la enseñanza y aprendizaje de idiomas.

Internet podrí­a a priori dar la impresión de ser un laberinto donde es difí­cil y/o agotador encontrar recursos digitales para la enseñanza de idiomas. Sin embargo, Internet puede ofrecer muchas formas diversas de motivar el aprendizaje de sus alumnos a través de recursos digitales, por lo que vale la pena darle una oportunidad.

Si sus alumnos tienen dificultades con ciertas actividades comunicativas en clase, es fácil realizar una búsqueda online dinámica para localizar diferentes alternativas digitales que pueden contribuir a una mejor aplicación de ciertos enfoques. Esta capacidad para buscar y localizar recursos digitales que contribuyan a mejorar sus clases le brindará la opción de expandir su “caja de herramientas” docentes.
Para comenzar, le sugerimos que identifique el tipo de navegador de Internet que usa en su ordenador o dispositivo portátil, y observe cómo realiza una búsqueda online. Su navegador es como su puerta a Internet, y el motor de búsqueda es como el camino que lo lleva donde quiera ir una vez que abre esa puerta. Los navegadores más comunes son: Edge (Microsoft), Firefox, Safari (Mac), or Chrome (Google). Puede abrir el navegador haciendo clic en el icono de ese navegador y empezar a familiarizarse con ese navegador y sus caracterí­sticas.
Google y Bing son dos de las herramientas de búsqueda más comunes para explorar Internet con el fin de localizar materiales docentes digitales y recursos que pueden ser de gran valí­a para sus clases.
Otra opción es seleccionar alguna de las herramientas digitales que se describen detalladamente en e-learning platform for language teachers IDEAL, o también ir a una web conocida y reputada para la enseñanza y aprendizaje de idiomas si conoce su dirección URL.

Su respuesta: Utilizo motores de búsqueda y plataformas de recursos digitales para encontrar aplicaciones tecnológicas relevantes en la enseñanza y el aprendizaje de idiomas.

Ser capaz de localizar recursos digitales docentes mediante búsquedas online y familiarizarse con el uso de plataformas digitales son formas óptimas de acceder a competencias digitales que posibiliten la discriminación de recursos válidos para satisfacer las necesidades de los alumnos.

Un conocimiento y experiencia mayores en búsquedas de recursos online y plataformas básicas para encontrar herramientas docentes conllevarán sin duda una más ágil habilidad de poder facilitar y/o mediar con respecto a las necesidades discentes. Por ejemplo, si sus alumnos tienen problemas con la articulación fonética u otros temas de comprensión oral, existen recursos que, si ya conoce por búsquedas y exploración previas, puede gestionarlos con efectividad para exponer con certeza a los alumnos a estas actividades en clase. Por ejemplo, un recurso en lí­nea como el traductor de Bing o el árbol de pares mí­nimos facilitan la comparación de pronunciación de palabras concretas en diferentes idiomas.
Para empezar a trabajar con una herramienta digital, le recomendamos que vaya a la página de inicio de la herramienta y explore su información detalladamente. Observe sobre todo la explicación de ejemplos o implicaciones en la docencia con esa herramienta (ej., suele haber capturas de pantalla a modo de ejemplo). Extrapole e imagine cómo podrí­a llevarse esto a su contexto de enseñanza.
Algunas herramientas que pueden ser útiles en este nivel de búsquedas son:
Una vez haya explorado los elementos esenciales del recurso digital seleccionado en su web y/o plataforma, el siguiente paso es que se convierta en usuario/a familiarizado/a con esta herramienta en cuanto a uso práctico de la misma. Es importante que cree una cuenta particular en la herramienta y una vez este paso esté completo, inicie sesión y explore sus posibles utilidades.

Su respuesta: Evalúo y selecciono recursos en función de su idoneidad para mi grupo de alumnos y en función de la necesidad de prácticas especí­ficas de actividades y estrategias comunicativas según competencias (producción, recepción, interacción, mediación).

En este nivel, lo más probable es que ya tenga suficiente experiencia buscando y evaluando recursos digitales para la docencia y pueda sugerir al menos una herramienta a sus alumnos en el desarrollo de sus actividades y estrategias comunicativas, independientemente de sus diferentes niveles de competencia.

Conocer las diferentes herramientas con detalle le brindará competencias significativas para poder asesorar mejor a sus alumnos para utilizar diferentes recursos según sus dificultades lingüí­sticas y comunicativas. En su labor docente, es importante poder contar con un grupo de herramientas que conoce bien para poder aplicarlas en base a su preparación de la clase, práctica adicional, tareas de clase, etc.
En su exploración de diferentes herramientas digitales, intente realizar una búsqueda de herramientas digitales al menos una vez a la semana para la preparación de trabajo en clase.
Algunas herramientas que pueden ser útiles en este proceso son:
  • Recursos de hojas de cálculo online, como Google Sheets o herramientas de clasificación para clasificar las herramientas que cree que pueden ser útiles en diferentes listas o áreas de competencia.
  • Motores de búsqueda habituales como Google or Bing. Puede introducir diferentes términos de búsqueda, por ejemplo, centrándose en las habilidades lingüí­sticas. Por ejemplo, una búsqueda de comunicación oral en un idioma extranjero en comparación con diferentes conversaciones online. ¿Qué diferencias observa en los resultados?
Al ser auto-didacta en sus búsquedas, es importante no obstante comparar las aplicaciones según criterios de calidad. Explore diferentes herramientas, piense en los beneficios de cada una de ellas y decida cuál se adapta mejor a su entorno de enseñanza.

Su respuesta: Comparo recursos recurriendo a distintos criterios aplicables en mi contexto, ej., fiabilidad, calidad, diseño, interactividad, y que sean atractivos y se adecúen según las distintas competencias lingüí­sticas y comunicativas.

Los profesores de idiomas quieren ofrecer a sus alumnos las mejores oportunidades para aprender, interactuar y utilizar el idioma de destino.

Establecer criterios precisos a la hora de elegir los mejores recursos digitales (herramientas y gadgets) para el aprendizaje de idiomas es fundamental para evaluar una nueva herramienta.

Las razones para utilizar cualquier recurso o herramienta deben ser claras. Existe mucha investigación que apunta a que las nuevas tecnologí­as brindan beneficios en el aprendizaje siempre y cuando satisfagan necesidades de aprendizaje especí­ficas y ayuden a los estudiantes a progresar en su nivel de competencia lingüí­stica.

Para avanzar en este nivel, le recomendamos que identifique las actividades y estrategias lingüí­sticas y comunicativas que puede abarcar con la herramienta, así­ como la información o feedback para la docencia.

Como profesores de idiomas, deberí­amos preguntarnos si el contenido o la tecnologí­a utilizada implica un desafí­o en la enseñanza, o si se van a ofrecer oportunidades beneficiosas para hacer actividades comunicativas, o incluso si con ellas se va a facilitar una evaluación directa y útil para el alumnado.

Le sugerimos que identifique esas variables para desarrollar las competencias lingüí­sticas y comunicativas de los alumnos a través de herramientas digitales concretas y en consonancia con niveles de competencia lingüí­stica y digital discentes.

Algunas herramientas que podrí­an resultarle útiles en este proceso son:
  • Blogs y páginas web creadas por profesores de idiomas, ej., EFL Magazine, Spanish Academy, Lingualia, Vhs.cloud (Alemania) donde se puede descubrir nuevas herramientas además de las categorizadas en este proyecto. Le recomendamos que explore esos blogs de enseñanza de idiomas y pruebe algunas de las herramientas que se sugiere en ellos.
Le recomendamos que comparta sus descubrimientos y experiencias con colegas y comunidades docentes online.

Su respuesta: Asesoro a compañeros en mi actividad docente sobre recursos óptimos en la enseñanza, así­ como estrategias de búsqueda según el desarrollo deseado de habilidades y competencias en la enseñanza y aprendizaje de idiomas. También gestiono y actualizo mi propia colección de recursos digitales y tengo en cuenta las nuevas escalas y descriptores del MCER.

En este nivel, se encuentra sin duda en una posición privilegiada con respecto a otros docentes que no usen tanto los recursos digitales. En ese sentido, le animamos a que comparta sus conocimientos y colabore con otros profesores que también quieran fomentar la innovación en el aprendizaje de idiomas.

Le animamos a que comparta sus experiencias y conocimiento con sus colegas y / o comunidades docentes online. Una posible ví­a es crear y desarrollar un repositorio de recursos digitales que puede compartirse entre compañeros docentes. Por ejemplo, puede ir clasificándose la información a través de una hoja de cálculo online, un blog, un sitio web o incluso grupos en redes sociales, teniendo, además, en cuenta las nuevas escalas y descriptores del MCER.

Si mantiene, selecciona y promueve el uso de tecnologí­as digitales para fines diversos en su clase de idioma permitirá a sus colegas y alumnos acceder a una variedad de recursos lingüí­sticos educativos.

Un espacio idóneo es la reciprocidad de feedback docente, en el sentido de que también usted recibe útiles consejos e ideas en el intercambio de conocimientos con su comunidad docente off y on-line.

Es importante que el conocimiento y experiencia adquiridas se traduzcan en posibilidades de mejora en la enseñanza no sólo suya en concreto sino también de otros profesores de idiomas. Le aconsejamos que comparta recursos por correo electrónico, Dropbox o mediante reuniones o talleres profesionales. Para abrir esa faceta a escala internacional, la construcción de un blog o sitio web personal puede resultar beneficiosa, así­ como invitar a sus colegas a unirse o participar en redes de aprendizaje de idiomas online ya existentes.
Algunas herramientas que pueden resultar útiles en este proceso son:
Sugerimos el fomento de búsqueda de recursos digitales y el uso generalizado de medios digitales en toda la institución.

Su respuesta: No creo mis propios medios digitales para el aprendizaje de idiomas.

Poder identificar los principales problemas en la docencia con el fin de tratarlos es fundamental, y por ello, crear sus propios recursos digitales de aprendizaje de idiomas puede contribuir a analizar de forma crí­tica esas competencias que han de desarrollar más los alumnos en la enseñanza de idiomas.

Diseñar su propio material de aprendizaje es atractivo y motivador, pues suele fomentar la participación activa de los alumnos en sus clases si se adapta a esas necesidades.
Le sugerimos que se inicie en este proceso tratando de identificar oportunidades y espacios en que sus alumnos y usted como profesor/a de idiomas, puedan acceder a un contenido digital. En primer lugar, busque plataformas educativas e identifique lo que se puede lograr en ellas.
Algunas herramientas que pueden serle útiles son:
  • Wordsearch, Suchsel que le permite crear rompecabezas, creador de búsqueda de palabras.
  • Módulos interactivos disponibles en LearningApps para ser utilizados como tareas adicionales en el aprendizaje de idiomas.
Una vez haya identificado un ejemplo interesante de medio o espacio web para el aprendizaje de idiomas, es importante que considere las diferentes posibilidades pedagógicas para sus clases.

Su respuesta: Creo apuntes docentes, listas de lectura, y/o trabajo con herramientas básicas de procesamiento de texto, pero luego imprimo todo.

En este caso, aunque no tenga mucha experiencia con la creación de espacios y recursos de aprendizaje de idiomas en entornos digitales, hay una serie de aspectos que le aconsejamos intente implementar en este nivel.

Podrá comprobar que algunos beneficios resultan evidentes debido al tiempo y gasto de papel que consigue ahorrar, junto con las posibilidades de una colaboración más fácil con sus alumnos y un acceso simplificado a los recursos de aprendizaje.
Le aconsejamos que explore las herramientas y programas de la plataforma IDEAL para identificar los más idóneos en sus propósitos de enseñanza. Puede crear hojas de trabajo que se pueden compartir tanto online como en papel. Si sus alumnos acceden con asiduidad a ordenadores y/o dispositivos portátiles, serí­a más acertado hacer todo online.
Algunas herramientas que pueden resultar útiles en este proceso son:
  • Recursos interactivos como Lingofox, Hot Potatoes, Wordsearch, que incluyen diferentes opciones para crear hojas de trabajo y compartirlas en lí­nea o en papel.
  • Otra opción puede ser explorar las herramientas de escritura colaborativa Padlet, Flinga, ZUMpad y comenzar a crear tareas para que sus alumnos las completen en este entorno.
  • Para apuntes de clase, algunos de los programas para tomar notas más conocidos son Evernote or OneNote.
Le recomendamos aprovechar su labor docente integrando recursos como quizzes online, animación, encuestas, podcasts, ví­deos de Youtube, etc en sus presentaciones y explicaciones orales.

Su respuesta: Diseño presentaciones digitales para la enseñanza de idiomas con algunas caracterí­sticas avanzadas, incorporando elementos de audio, animaciones y elementos de gamificación interactivos.

Si ya está utilizando herramientas de presentación digital como Prezi, o Google Slides, utiliza herramientas adicionales para mejorarlas, puede hacer uso de otras herramientas adicionales como Anchor, para seguir aprovechando mucho más su enseñanza.

La transferencia de conocimientos a un formato visualmente atractivo permite a los profesores crear entornos de aprendizaje interactivos y fomentar la memoria audiovisual de los alumnos.
Recomendamos un siguiente paso en que explore formatos más interactivos y atractivos que se puedan desarrollar dentro de las limitaciones de su entorno educativo y formato de curso. Cuanta más experiencia obtenga creando actividades lingüí­sticas interactivas, utilizando una variedad de herramientas para distintas situaciones de aprendizaje, más alentará a los alumnos a interactuar y comunicarse en el idioma de destino.
Algunas herramientas que pueden ser útiles en este proceso son:
  • Cuestionarios en lí­nea como Google Forms para que los alumnos los realicen como una actividad de autoevaluación. Es posible que descubra que hay muchas herramientas diferentes disponibles, a menudo gratuitas, que facilitan la configuración de un cuestionario y brindan comentarios especí­ficos sobre las respuestas incorrectas. Herramientas como Mentimeter, Quizlet or Kahoot le permiten interactuar directamente con sus alumnos.
  • Make Beliefs Comix, Pixton, Powtoon son otras herramientas excelentes para ayudar a los alumnos a comprender el lenguaje como parte de una narrativa.
Explore otras herramientas digitales que podrí­an usarse para crear experiencias más interactivas con sus alumnos en la plataforma IDEAL.

Su respuesta: Creo y modifico varios tipos de recursos (audio, video, cuestionarios, herramientas de programación, presentaciones, etc.) para ser utilizados en diferentes actividades lingüí­sticas y comunicativas (recepción, producción, interacción y mediación online) en diferentes entornos de enseñanza.

Al crear y modificar materiales auténticos de aprendizaje de idiomas, tenga en cuenta no solo utilizar herramientas y tecnologí­as digitales como un medio para cumplir los objetivos de enseñanza, sino también utilizarlas para actividades de comunicación lingüí­stica alineadas con las necesidades y preferencias de aprendizaje de los alumnos.

El uso de herramientas digitales para las actividades de comunicación permitirá a sus alumnos desarrollar competencias alineadas con los nuevos descriptores del MCER, especialmente relacionadas con la interacción y la mediación en entornos digitales.
Para abordar este problema, puede desarrollar diferentes tipos de recursos o adaptar los ya existentes para que se utilicen en diferentes actividades lingüí­sticas y comunicativas. Esta metodologí­a le puede brindar un medio eficaz para estructurar una lección y desarrollar las habilidades lingüí­sticas de sus alumnos. El requisito de participar en actividades comunicativas también ayudará a sus alumnos a mantenerse concentrados.
Algunas herramientas que pueden resultar útiles en este proceso son:

Continúe probando nuevas soluciones digitales para mejorar aún más las actividades comunicativas para sus alumnos, por ejemplo, cualquier recurso o entorno digital que sea más atractivo, más interactivo o más colaborativo.

Amplí­e las herramientas interactivas y los entornos colaborativos.

Su respuesta: Diseño y adapto recursos digitales complejos e interactivos, ej., aplicaciones y juegos para la enseñanza y evaluación en todas las habilidades (escritura, expresión oral, comprensión auditiva, lectura, mediación e interacción en lí­nea) para mis alumnos, creando o co-creando cursos de idiomas online.

En este nivel avanzado, puede desarrollar sus propios recursos digitales y claramente puede planificar nuevas actividades y metodologí­as basadas en recursos digitales interactivos.

Con este dominio del uso de herramientas y plataformas digitales para generar sus propios recursos, verá que se facilitará mucho las cosas y mejorará los resultados discentes.

Esta capacidad de coordinar y gestionar cursos en un entorno virtual le ayudará a organizar su programa de estudios y será provechoso para la institución educativa en la que trabaja.

Para aumentar y mejorar su experiencia en este nivel avanzado, le recomendamos que explore aplicaciones nuevas o ya existentes para poder compararlas y analizarlas de acuerdo a nuevos retos y objetivos docentes. Pregúntese: ¿Tienen estos recursos o siguen guardando un enfoque adecuado en función del aprendizaje y las necesidades de los alumnos?
Algunas herramientas que pueden ser útiles en este proceso:
  • Second Life or italki que permiten a los estudiantes conectarse con usuarios de otros paí­ses en entornos virtuales más complejos. Esto puede revolucionar los procesos de aprendizaje de lenguas extranjeras y reforzar el enfoque del MCER para enfocar al alumno de una lengua principalmente como un agente social.
  • Creación de videos que mejoran la comunicación con Powtoon or Lightworks.

Lo que es importante para usted, a este alto nivel, es recordar que la tecnologí­a es simplemente un medio para lograr un fin. Al hacer malabarismos con las diferentes caracterí­sticas de los diferentes recursos de que dispone, siempre recomendamos que mantenga su enfoque en los objetivos de aprendizaje según las necesidades y/o preferencias discentes.

Siempre atienda a esa mejora de la experiencia comunicativa y lingüí­stica al mismo tiempo que motiva el uso de recursos novedosos en el aula y fuera de ella.

Su respuesta: Nunca he considerado el tema de la protección o seguridad de datos porque el departamento / institución maneja todos estos temas.

Si bien es bueno poder contar con la ayuda del personal y / o del departamento para proteger contenido sensible, también es importante poder gestionar el tema de la seguridad de los datos y cuentas uno mismo, ej., para asegurar la privacidad de las calificaciones de los alumnos.

Resulta muy útil configurar las propias cuentas personales para determinados recursos o para la protección de la información sensible. Establecer y administrar su propia seguridad puede brindarle una mayor confianza al publicar, almacenar e intercambiar su información.
Para abordar este problema de forma eficaz, le recomendamos que estudie o explore porqué es importante que proporcione seguridad en el entorno educativo, ej., en los datos de sus alumnos. Una forma de abordar este tema puede ser el considerar (o incluso preguntar a sus alumnos) sobre las implicaciones de publicar abiertamente las calificaciones de los alumnos, su información personal o sus proyectos online.
Algunas herramientas que pueden resultar útiles en este proceso son:
  • Sitios de redes sociales para compartir recursos como YouTube, donde se puede explorar la posibilidad de gestionar y crear contraseñas de acceso libre y restringido. Explore cómo proteger dispositivos con contraseñas, no solo su teléfono móvil, sino también ordenadores y otros dispositivos.
Le sugerimos que explore ventajas e inconvenientes en el uso de contraseñas digitales para mantener segura cierta información o contenidos. Una buena medida es explorar ejemplos en el mundo digital y fí­sico, y observar lo que se hace en uno y otro.

Su respuesta: Evito almacenar datos personales u otra información confidencial de forma electrónica, pero a veces almaceno dichos datos mediante el uso de sistemas de gestión locales y / o en la nube.

Puede resultar muy útil almacenar su información personal y la de sus alumnos, sus tareas, calificaciones, resultados de exámenes, etc., en dispositivos USB, Google Drive, u otros sistemas de almacenamiento normalmente disponibles en la mayorí­a de las organizaciones educativas. Sin embargo, se puede agregar una forma adicional de seguridad mediante el uso de software antivirus, firewalls y protecciones con contraseña.

El software antivirus puede reforzar la seguridad de los datos confidenciales mientras que los dispositivos de protección con contraseña pueden proporcionar un refuerzo en la seguridad.
Lo ideal es que la institución educativa pueda configurar el software de protección para que todos los dispositivos funcionen de forma segura en el entorno digital y se aplique un conjunto común de protecciones.
Algunas herramientas que pueden ser útiles en este proceso: Software antivirus y cortafuegos como Bitdefender Antivirus, Emsisoft Anti-Malware, Microsoft Defender, etc. Estos suelen tener licencia institucional y pueden ser bastante efectivos para dispositivos portátiles y PCs en red.
Le aconsejamos que considere explorar otras ví­as, herramientas y procedimientos para la protección de datos, así­ como investigar y calificar estos recursos según su coste, caracterí­sticas, fiabilidad, efectividad, etc.

Su respuesta: A veces encuentro formas de proteger los datos personales y otra información, ej., agregando una contraseña de usuario, pero no siempre; por ejemplo, puedo administrar algunas herramientas de Google y / o herramientas VLE para procedimientos administrativos (ej., grupos cerrados, uso compartido de documentos, administración de calendarios, cuestionarios, evaluación por pares, etc.).

La protección de datos es responsabilidad docente al igual que otras cuestiones. Debe hacerse un enfoque consistente a lo largo del curso que sea eficaz.

Los buenos enfoques de protección de datos pueden garantizar la seguridad de los datos, ya que promueven el uso de contraseñas seguras, programas antivirus (software) y cortafuegos. Sin embargo, se deben tomar siempre precauciones adicionales para garantizar que los datos de los alumnos se mantengan en modo privado y protegido.

Algunas medidas preventivas efectivas que aconsejamos son las de actualizar los programas antivirus o cambiar las contraseñas todos los meses.

Otra cuestión a revisar cada cierto tiempo es la inserción de texto en documentos compartidos y las funciones de autocompletado online. Esta información podrí­a ser hackeada y podrí­an ponerse en riesgo los datos personales de ese usuario. Una medida acertada serí­a re-ajustar las opciones de seguridad en su navegador de Internet para evitar que se introduzcan virus o phishing no deseados de terceras partes.

Nuestra recomendación es revisar el conjunto de documentos utilizados desmarcando las opciones de autocompletado y de terceros, y todo ello dificultarí­a que otros accedan a esa información privada.
Algunas herramientas que pueden ser útiles en este proceso:
  • Se pueden explorar herramientas de Google u otros recursos web para estudiar formas de mantener estrictamente privada la información sin tener que recurrir a buscar opciones de revisión de datos.
Aconsejamos explorar otras opciones relacionadas con la seguridad de datos en diferentes situaciones de enseñanza y gestión educativa en que la seguridad de datos es clave.

Su respuesta: Desarrollo y aplico contraseñas para la protección y el acceso a archivos con datos personales (por ejemplo, puedo trabajar como administrador en grupos cerrados, habilitando funciones para los usuarios, o creando enlaces a sesiones virtuales protegidas, documentos, etc.).

Si bien es útil implementar fuertes medidas de protección de datos, debemos tener cuidado con que los usuarios registrados no accedan ilegalmente (ya sea intencionalmente o no) a documentos privados. Un ejemplo de esto incluye aulas cerradas en Microsoft Teams, Zoom, Microsoft Classrooms, BigBlueButton u otras plataformas sincrónicas donde el profesor ha subido información confidencial sobre los alumnos. En estos casos, se debe habilitar el acceso individualizado o al menos limitado en la plataforma.

La personalización de determinadas herramientas y medios de comunicación digital puede conllevar unos efectos significativos en términos de seguridad y protección. Cualquiera de las aplicaciones adicionales que activemos pueden ayudarnos a crear códigos de seguridad para cada alumno de forma individual, de modo que la información relevante de cada clase solo esté disponible para ellos.
Recomendamos que para añadir una forma efectiva de seguridad y privacidad en los datos se exploren mecanismos de protección y cifrado de archivos, carpetas o cualquier otro recurso compartido. Existen una amplia gama de soportes de software disponibles gratuitamente que facilitan este desarrollo en un amplio conjunto de sistemas.
Algunas herramientas que pueden ser útiles en este proceso son: Software de cifrado de acceso abierto como Gihosoft compatible con Windows y Mac.

Le recomendamos que explore aplicaciones de seguridad y cifrado digital en las herramientas que utiliza para garantizar aún más su seguridad.

Puede buscar ejemplos existentes de normativas y aplicaciones que ya se estén utilizando en otras empresas, universidades, centros de investigación, hospitales, etc.

Su respuesta: Protejo totalmente los datos personales, Ej. combino contraseñas difí­ciles de adivinar con cifrado y actualizaciones frecuentes de software (administración de sitios web, sistemas de correo electrónico, buzones protegidos en la nube, etc.).

Tiene sin duda un nivel avanzado en el acceso y comprensión de las tecnologí­as digitales para la protección y seguridad de la información. Esto es, por supuesto, muy beneficioso. No obstante, no olvide que incluso los usuarios altamente competentes en tecnologí­a digital a veces luchan con problemas técnicos u operativos, o pueden surgir nuevas herramientas que conlleven problemáticas nuevas.

Ya que podrí­an aparecer nuevos escenarios y tareas para las que necesitará adaptar sus enfoques de protección existentes (por ejemplo, nuevas tecnologí­as de seguridad y software de protección), cuanto más extensa y variada sea su lí­nea de aprendizaje digital, más probable será que tenga acceso a más avances (y debilidades) relacionados con la protección del usuario. Le aconsejamos no descuidar ni disminuir su revisión actualizada y constante de los problemas y soluciones de privacidad.
Para abordar este tema en el futuro, considere organizar su tiempo de tal modo que pueda investigar y tratar en clase o con colegas de profesión las posibilidades de distintos programas de seguridad y almacenamiento y cifrado de datos. Si conoce expertos en el tema, una buena idea serí­a compartir y debatir ideas con ellos. También puede ser un buen enfoque el diseñar actividades o proyectos de clase entorno a este tema, donde los alumnos podrí­an idear diferentes soluciones y estrategias digitales.
Algunas herramientas que pueden ser útiles en este proceso:
  • Espacios de comunicación compartidos como Microsoft Teams, Google Meet, Zoom, y Flipgrid son recursos relevantes donde podrí­a llevar a cabo debates y análisis de programas de cifrado de datos (donde el profesor puede publicar ejemplos a través de elementos restringidos según grupos, individualmente, etc).
Le recomendamos que revise periódicamente sus estrategias de protección de datos así­ como trate el tema abiertamente con expertos y/o colegas profesionales disponibles.