XXX

Please consider where you stand in view of the following long-term goals.

1. Considero detenidamente cómo, cuándo y por qué utilizar las tecnologías digitales en la enseñanza de idiomas para garantizar que se utilicen con un valor añadido.
No utilizo ninguna tecnología en la enseñanza de idiomas o si acaso raramente. O si las utilizo, se trata de herramientas básicas como el correo electrónico o vídeos en DVD.
Hago un uso básico de dispositivos digitales, ej. pizarras digitales, proyectores y/o contenido multimedia (audio, vídeo) en clases de idioma.
Utilizo una amplia gama de estrategias digitales y herramientas interactivas en mi práctica docente, tanto en el aula como en la enseñanza a distancia, las cuales tienen en cuenta las necesidades de alfabetización digital y el potencial tecnológico de los alumnos.
Utilizo herramientas digitales y contenido educativo digital para mejorar de forma continuada la enseñanza de idiomas y para motivar a los estudiantes de idiomas, de acuerdo con los intereses y necesidades discentes, la alfabetización digital y los descriptores del MCER. Soy capaz de ofrecer contenidos lingüísticos atractivos y entretenidos.
Utilizo herramientas y contenidos digitales para implementar estrategias pedagógicas innovadoras a cualquier nivel y me mantengo al día con las nuevas tendencias en la enseñanza de idiomas; valido la efectividad de las tecnologías y/o las reviso para un mayor desarrollo en la enseñanza de idiomas.

2. Superviso las actividades e interacciones de los alumnos en el entorno colaborativo online que utilizamos.
Rara vez utilizo tecnologías digitales para comunicarme con mis alumnos.
Utilizo estrategias digitales básicas para comunicarme con los alumnos y monitorear su progreso, utilizando entornos de colaboración online conocidos.
Con frecuencia utilizo herramientas comunicativas como por ejemplo sistemas de mensajería instantánea, chats, boletín y foros electrónicos, etc, para monitorear la actividad de los alumnos en el aprendizaje de idiomas.
Superviso y analizo con regularidad la actividad en línea de los alumnos (discusiones, entradas de blog / diarios / progreso con tareas) en el idioma extranjero; modero foros de discusión síncrona y participo activamente en intercambios comunicativos y discusiones en las redes sociales.
Intervengo de forma continua a través de comentarios motivadores o de corrección del idioma de destino empleando una gran variedad de herramientas digitales de enseñanza de idiomas (podcasts, tutoriales o manuales digitales) o utilizando todo el potencial de LMS, redes sociales y otros canales.

3. Cuando mis alumnos trabajan en grupo, utilizan tecnologías digitales para adquirir y documentar su información.
En clase, no considero o rara vez considero organizar actividades colaborativas utilizando herramientas digitales.
A veces me resulta difícil integrar tecnologías digitales en el trabajo en grupo debido a varias razones (bajo nivel de alfabetización digital o de idioma de los alumnos, acceso al software adecuado, etc.).
Animo a mis estudiantes de idiomas a utilizar tecnologías digitales para buscar y compartir información, presentar sus resultados en formatos digitales y hacer uso de las funciones básicas de una plataforma de e-learning.
A menudo asigno tareas que fomenten el aprendizaje colaborativo, motivando el uso entre los alumnos de Internet para encontrar información y presentar resultados en diferentes formatos digitales en el idioma extranjero.
Mis alumnos intercambian información digital de forma continuada y crean conocimientos colaborativos en el idioma extranjero, empleando una gran variedad de herramientas digitales (wikis, blogs, redes sociales, paneles de mensajería instantánea, herramientas de planificación, herramientas de creación de contenido, etc.).

4. Utilizo tecnologías digitales que facilitan que los alumnos planifiquen, documenten y supervisen su aprendizaje autónomamente.
Rara vez considero la aplicación de tecnologías digitales en el aprendizaje autónomo en mi clase de idiomas.
Los estudiantes reflexionan sobre su aprendizaje lingüístico, pero rara vez utilizan tecnologías digitales para ello, como cuestionarios online.
A veces utilizo herramientas sencillas de evaluación online, por ejemplo, cuestionarios o tests en mi desarrollo de la práctica docente.
Utilizo de forma continuada una gran variedad de recursos digitales para que los alumnos puedan gestionar su proceso de aprendizaje y reflexionar sobre su propio progreso discente.
Tras mucha reflexión crítica, integro de forma continuada varios tipos de herramientas digitales que permiten que los alumnos gestionen y documenten todas las etapas de su aprendizaje de idiomas.

Tu Puntuación:

Tu Puntuación:

Tu respuesta: No utilizo ninguna tecnología en la enseñanza de idiomas o si acaso raramente. O si las utilizo, se trata de herramientas básicas como el correo electrónico o vídeos en DVD.

Lo primero que le diríamos es que tenga en cuenta que la inmensa mayoría de los alumnos utilizan tecnologías digitales para diversos fines en la vida cotidiana.

Aprovechar esto y ampliar sus competencias y su repertorio de tecnologías digitales en la enseñanza/aprendizaje de idiomas puede ser de gran beneficio para su docencia.

La ventaja de incorporar TIC (tecnologías digitales) es que puede involucrar más activamente a sus estudiantes en las clases de idiomas, haciendo que las clases sean más interesantes y atractivas. Además, le permite recopilar datos sobre qué aspectos de su enseñanza han sido comprendidos por los alumnos mejor y cuáles es posible que deba revisar para mejorar la eficacia docente.

Hay varias formas de comenzar. Es muy probable que la mayoría de sus alumnos tengan un dispositivo digital (por ejemplo, su teléfono móvil). Puede intercalar su enseñanza de idiomas con tareas digitales prácticas e interactivas para que las realicen en su teléfono. Por ejemplo, al aprender nuevo vocabulario o modismos, los alumnos pueden usar un diccionario en línea para buscar nuevas palabras u otra información, así como practicar la pronunciación.

Para la comprensión auditiva, los alumnos pueden utilizar motores de búsqueda comunes o aplicaciones que proporcionen letras de canciones populares en el país donde se habla el idioma de destino.

Algunas herramientas que pueden ser útiles en este proceso:
  • Aplicaciones como deepl.com para traducir idiomas.
  • Prácticas con letras de canciones o Spotify se puede utilizar para apoyar la comprensión auditiva.
Le aconsejamos que anime a sus alumnos a utilizar un dispositivo digital para realizar actividades breves y que recurra a elementos multimedia en la sesión de aprendizaje.

Tu respuesta: Hago un uso básico de dispositivos digitales, ej. pizarras digitales, proyectores y/o contenido multimedia (audio, vídeo) en clases de idioma.

Los dispositivos digitales básicos se han utilizado en la enseñanza de idiomas durante muchos años. Con el progreso tecnológico de los nuevos diseños, software y oportunidades online, contamos con múltiples recursos para introducir y / o hacer uso de nuevos dispositivos efectivos para el aprendizaje.

Una mayor variedad de dispositivos digitales permitirá que los alumnos comprendan mejor los conceptos aprendidos e identifiquen aquellas nociones que no han dominado aún. Además, el uso de una gama más amplia de dispositivos permite recopilar información sobre qué aspectos de su enseñanza se asimilan o integran mejor por parte de los alumnos y cuáles es posible que deba revisar de nuevo.
Es muy probable que la mayoría de sus alumnos ya dispongan de dispositivos digitales (por ejemplo, teléfonos móviles). Le aconsejamos que aproveche esta situación para añadir a su enseñanza tareas prácticas e interactivas que puedan realizar los estudiantes, ej. uso de aplicaciones que complementen o refuercen el contenido de libros de texto, búsquedas de nuevas palabras o expresiones, detallar información específica sobre el aprendizaje de idiomas, compartición de hojas de trabajo en una plataforma de almacenamiento, realización de pequeñas encuestas y cuestionarios para actividades de recepción (comprensión auditiva o de lectura), práctica de gramática, etc. Una buena iniciativa podría ser acompañar cada lección de idioma con al menos una actividad digital.
Algunas herramientas que pueden ser útiles en este proceso:
  • Herramientas interactivas simples como: Kahoot o Quizzlet, Wordscramble, Wordsearch o Minimal Pair Tree se pueden usar para tareas interactivas síncronas, tales como hacer coincidir palabras con imágenes, repetir patrones correctos de ortografía y pronunciación, etc.
  • Paneles electrónicos de anuncios e información para compartir ideas, imágenes, listas de tareas, p. ej., Padlet o Flinga.
Intente involucrar a los alumnos en actividades digitales de clase. Le recomendamos que amplíe su repertorio de prácticas de enseñanza utilizando y adaptando actividades interactivas que coincidan con las competencias digitales de sus alumnos.

Tu respuesta: Utilizo una amplia gama de estrategias digitales y herramientas interactivas en mi práctica docente, tanto en el aula como en la enseñanza a distancia, las cuales tienen en cuenta las necesidades de alfabetización digital y el potencial tecnológico de los alumnos.

Tiene una capacitación óptima para aplicar un amplio repertorio de herramientas y estrategias digitales en su docencia. En este nivel, es importante que considere cómo puede hacer que su contenido de enseñanza sea aún más atractivo. El objetivo pues es intentar ofrecer contenido atractivo, entretenido y autónomo, creándolo usted mismo.

Se suele diseñar recursos digitales teniendo en cuenta el desarrollo discente progresivo, las competencias comunicativas y la seguridad de los alumnos con el idioma. Al utilizar contenido atractivo junto con una variedad de herramientas digitales diversas, se puede mejorar la motivación de los alumnos y aumentar su interés en el contenido de aprendizaje.
La variedad es importante. Sin embargo, si las herramientas digitales no se utilizan de manera efectiva, existe el riesgo de que puedan causar confusión. La mejor manera de abordar esto es enfocarse en los objetivos de aprendizaje de su enseñanza primero y luego hacer coincidir todas las estrategias, digitales o no, con las actividades de aprendizaje y los enfoques de evaluación relevantes para esos objetivos. El siguiente paso sería considerar las siguientes preguntas: ¿Es realmente apropiada la actividad digital que estoy usando para las cuatro destrezas de comunicación: recepción, producción, interacción y mediación? ¿Esta actividad aporta valor añadido a mis alumnos? ¿Las diferentes actividades digitales que empleo forman un conjunto coherente y cumplen los requisitos de los descriptores del nuevo MCER?.
Algunas herramientas que pueden ser útiles son:
  • Plataformas para apoyar la interacción colaborativa escrita síncrona, como por ejemplo Linoit, Flinga, YoPad o Google Documents.
  • Herramientas para grabar y presentar material de aprendizaje como Screencast-o-matic.
  • Herramientas para la creación de libros digitales como Powtoon, Storyjumper.
Le recomendamos que se centre en mejorar los métodos y estrategias de enseñanza de idiomas que mejor se adapten a sus estudiantes a la luz de los nuevos descriptores del MCER, especialmente la mediación e interacción online.

Tu respuesta: Utilizo herramientas digitales y contenido educativo digital para mejorar de forma continuada la enseñanza de idiomas y para motivar a los estudiantes de idiomas, de acuerdo con los intereses y necesidades discentes, la alfabetización digital y los descriptores del MCER. Soy capaz de ofrecer contenidos lingüísticos atractivos y entretenidos.

Está capacitado/a digitalmente para aplicar herramientas y contenido educativo de manera eficaz para la enseñanza y el aprendizaje de idiomas. Vd. considera el interés de los alumnos, su alfabetización digital y diferentes niveles de idioma. Muestra un notable potencial creativo y elige herramientas que no solo son valoradas por su contenido lingüístico y potencial educativo, sino también por su diseño, interfaz o gráficos, las cuales le permitirán mejorar habilidades digitales y tener iniciativa fuera de lo más convencional en la enseñanza.

El beneficio de este significativo enfoque digital es que sus alumnos se involucran cada vez más y la interacción interpersonal en el idioma mejora considerablemente y adquiere una nueva dimensión.

Piense en algún aspecto de la enseñanza de idiomas favorito, ej. gramática, sintaxis, ortografía, vocabulario nuevo, etc., y reflexione sobre lo que más le llama la atención en ese apartado. Luego, póngase en el lugar del alumno, y medite sobre cómo le gustaría que fuera un primer contacto con ese aspecto lingüístico, imaginando que no existen restricciones institucionales, curriculares o espaciales. ¿Qué preguntas le impulsarían en el proceso de aprendizaje de idiomas?

Considere cómo se podría adaptar el enfoque de "campo abierto" para que el aprendizaje de sus alumnos se acerque más a los objetivos de aprendizaje de idiomas.

Deje que los alumnos elijan el enfoque de cómo lidiar con el contenido aprendido utilizando herramientas digitales innovadoras.

Algunas herramientas que pueden ser útiles son las herramientas digitales que permiten a los alumnos desarrollar sus propios proyectos creativos, como podcasts (Vocaroo para desarrollo de audio básico y/o Audacity para audio avanzado), videocasts o historias (Pixton, Makebeliefscomix, Playposit) o animaciones (Powtoon).
Le aconsejamos que no olvide innovar en su enseñanza y en el aprendizaje de idiomas teniendo en cuenta los nuevos descriptores del MCER. Promueva la interacción creativa online y estudie cómo abordar los tópicos o enfoques tendenciosos sobre TIC e idiomas entre los estudiantes.

Tu respuesta: Utilizo herramientas y contenidos digitales para implementar estrategias pedagógicas innovadoras a cualquier nivel y me mantengo al día con las nuevas tendencias en la enseñanza de idiomas; valido la efectividad de las tecnologías y/o las reviso para un mayor desarrollo en la enseñanza de idiomas.

Es capaz de utilizar de forma independiente y libre diferentes herramientas y contenidos digitales para implementar estrategias pedagógicas innovadoras en cualquier nivel del aprendizaje de idiomas. Le recomendamos que no deje de reflexionar de manera continua y crítica sobre la idoneidad de sus estrategias de enseñanza de idiomas en función de las necesidades de sus alumnos.

Una evaluación objetiva llevada a cabo con regularidad sobre estrategias digitales le puede ayudar a mantener un equilibrio entre lo digital y lo físico, ya que abusar de TIC en el aula también podría llegar a ser contraproducente. El seguimiento de las necesidades y expectativas de los alumnos le proporcionarán pautas para un mayor desarrollo de las estrategias de enseñanza y harán que su proceso de enseñanza sea más productivo para los alumnos.
Le animamos a que busque un equilibrio entre las distintas competencias comunicativas de recepción, producción, interacción y mediación. No se deje llevar por enfoques digitales innovadores demasiado complejos o no relacionados con su enseñanza más directa y según las necesidades de sus alumnos. Si, tras una inspección crítica, su análisis puntual de alguna fuente apunta a que sus estudiantes no han asimilado bien el formato que propone o no pueden beneficiarse de él, debería reconsiderarlo. También podrían existir algunas limitaciones en el contexto de enseñanza que le impidan hacer todo lo que le gustaría hacer. No existe una solución única para todos. Sea flexible y creativo al diseñar sus recursos educativos.
Algunas herramientas que pueden ser útiles en este proceso:
  • Herramientas digitales que permiten a los alumnos desarrollar sus propios proyectos creativos, como podcasts (Vocaroo para desarrollo de audio básico y/o Audacity para audio avanzado), videocasts o historias (Lightworks, Pixton, Flipgrid) o animaciones (Powtoon).
  • Herramientas digitales como Genially, Prezi, Emase que se pueden utilizar para apoyar el uso de infografías, dossiers y presentaciones de video.
Le recomendamos no dejar de centrarse en las necesidades de los alumnos a la luz de los nuevos descriptores del MCER.

Tu respuesta: Rara vez utilizo tecnologías digitales para comunicarme con mis alumnos.

Si bien es complicado a veces emplear entornos digitales para un contacto directo con los alumnos, la verdad es que puede resultar muy beneficioso tanto para profesores como alumnos.

El trabajo en grupo es una forma muy eficaz de promover el aprendizaje de idiomas y, si se utilizan entornos digitales, le resultará mucho más fácil proporcionar el apoyo que necesitan sus alumnos. Los entornos de colaboración online pueden ayudar a canalizar tanto la comunicación de sus alumnos (por ejemplo, sobre problemas y preguntas que tienen) como la colaboración (por ejemplo, en proyectos en los que trabajan en grupos) dentro de un solo espacio.
Hay muchos servicios independientes o integrados que abordan estos dos objetivos de forma conjunta o separada. Muchos de ellos son de código abierto o están disponibles de forma gratuita. Un punto de partida útil puede ser la creación de un grupo de chat que sea fácil y atractivo para usted y / o sus alumnos. Pruebe varias opciones para ver cuál funciona mejor para ustedes.
Algunas herramientas que pueden ser útiles son los sitios populares WhatsApp, Facebook, Zoom que podrían constituir un buen punto de partida, ya que prácticamente todo el mundo los conoce y puede usarlos ya en el día a día.
Le aconsejamos a que intente formar un entorno colaborativo online con sus alumnos.

Tu respuesta: Utilizo estrategias digitales básicas para comunicarme con los alumnos y monitorear su progreso, utilizando entornos de colaboración online conocidos.

Es positivo animar a los alumnos a interactuar online para que ellos mismos se den cuenta de su capacidad de gestionar la cooperación con otros compañeros. No obstante, no olvide que la relación con sus alumnos y su aprendizaje tiende a mejorar cuando está presente en el aula virtual. Informe a sus alumnos que está revisando sus trabajos, no para controlarlos, sino para ayudarles a desarrollar sus competencias lingüísticas de una manera eficaz y solidaria.

Lo ideal es encontrar un equilibrio adecuado entre el trabajo de supervisar el progreso de los alumnos, trabajar con ellos en el aula para apoyarles y motivarles, así como permitirles trabajar de forma independiente por sí mismos o en grupos. Todo ello contribuye a promover el aprendizaje independiente y, al mismo tiempo, garantiza que los alumnos no se sientan solos o aislados.
Un paso que podría resultarle útil es acordar y consensuar la dinámica de trabajo online con los alumnos al principio del proceso de aprendizaje: La frecuencia con la que se comunicará con ellos y qué herramientas digitales se utilizarán para hacerlo. Le recomendamos que considere lo siguiente:
  • Su papel como facilitador o mentor. Asegúrese de centrarse en analizar la información recibida de forma continua y ofrecer retroalimentación constructiva individualizada.
  • Su papel como coordinador: Ofrezca tareas grupales que requieran la interacción entre los alumnos.
  • Intente involucrar a sus alumnos de tal manera que tengan la oportunidad de desarrollar estrategias de interacción, ej., cooperar, pedir aclaraciones y dialogar en el idioma extranjero.
Algunas herramientas que pueden ser útiles:
  • Entornos virtuales de aprendizaje (VLE) como Moodle, Microsoft Teams, Flinga, Padlet o GoSoapBox son plataformas útiles para fomentar las interacciones comunicativas.
  • Plataformas digitales para organizar mejor el trabajo con las clases, como Slack o Diigo.
  • Cuestionarios en línea como Google Forms, SurveyMonkey pueden simplificar el proceso de obtener valoraciones de los alumnos.
Le animamos a resaltar su presencia en entornos síncronos. El monitoreo puede ser una forma útil de rastrear el progreso y ofrecer retroalimentación a los alumnos, o para validar sus datos. Considere la posibilidad de introducir actividades formativas continuas a lo largo de todo el curso.

Tu respuesta: Con frecuencia utilizo herramientas comunicativas como p. ej. sistemas de mensajería instantánea, chats, boletín y foros electrónicos, etc, para monitorear la actividad de los alumnos en el aprendizaje de idiomas.

Resulta a menudo beneficioso utilizar herramientas de comunicación simples, como sistemas de mensajería instantánea, boletines de mensajería, etc. para monitorear y guiar la interacción de los alumnos. Sin embargo, puede suceder que los alumnos no se involucren activamente, lo cual dé lugar a "espacios vacíos" que no ayudan a la enseñanza.

Los intereses discentes derivados de la interacción online son los de practicar distintos elementos lingüísticos y discursivos, ej. acrónimos, abreviaturas, neologismos, etc. Esto tiende a aumentar su conocimiento del registro lingüístico/discursivo. Para su docencia, utilizar herramientas de comunicación debería reportar beneficios en cuanto a que irá más allá de simplemente "registrarse" con los alumnos y utilizar estos espacios como oportunidades para un aprendizaje. Podrá, en efecto, ahondar en una participación más profunda al establecer tareas concretas y pedirles a los alumnos que utilicen estos espacios para compartir sus respuestas, comentarios y apreciaciones.

Recomendamos apoyar este proceso a través de espacios de comunicación, p. ej., paneles de discusión que ofrezcan a los alumnos recursos de apoyo adicionales y dirijan su trabajo con información adicional o enlaces.

También puede usar herramientas de comunicación más avanzadas para mantener debates síncronos con sus alumnos. Este enfoque se centra más en el aprendizaje de competencia oral y auditiva y ayudará a los alumnos a sentirse más conectados con usted y sus compañeros.

Si sus alumnos conforman un grupo multicultural, este proceso de oralidad también puede conformar una oportunidad para mejorar su competencia plurilingüe y pluricultural.

Algunas herramientas que pueden ser útiles:
  • Espacios de redes sociales o foros como Facebook, Unilang, HiNative, EdModo que se pueden utilizar para que los alumnos compartan comentarios y recursos, más allá del contenido basado en texto.
  • Herramientas para la colaboración en tiempo real, como Ziteboard, Padlet o YoPad.
Le aconsejamos que considere el uso de herramientas de interacción síncrona más avanzadas, como blogs, canales sociales, foros, no solo para monitorear las discusiones de sus alumnos, sino también para ofrecer orientación cuando sea necesario, sin socavar la autonomía y el compromiso cooperativo de los alumnos.

Tu respuesta: Superviso y analizo con regularidad la actividad en línea de los alumnos (discusiones, entradas de blog / diarios / progreso con tareas) en el idioma extranjero; modero foros de discusión síncrona y participo activamente en intercambios comunicativos y discusiones en las redes sociales.

Ya tiene como rutina diaria el monitorear y analizar la actividad virtual de sus alumnos.

Ya es capaz de hacer uso de entornos digitales colaborativos para comprender mejor a los alumnos individualmente y adaptar su enseñanza en consecuencia. Puede analizar el desarrollo lingüístico y obrar en consecuencia.

Sus alumnos se sentirán más seguros cuando sepan que su rendimiento lingüístico está supervisado y guiado. Siempre agradecerán orientaciones y comentarios del profesor.

Es importante que siempre que perciba que sus alumnos estén perdidos, les asesore, por ejemplo, ofreciéndoles recursos adicionales, como tutoriales en línea, ejercicios interactivos de idiomas, etc. Sin embargo, debe tener en cuenta que existen diferencias culturales cuando trabaje con grupos internacionales, ya que podrían afectar estas diferencias a las habilidades y estrategias de comprensión, producción e interacción (por ejemplo, hacer uso de la palabra en el debate).

En caso de diferencias culturales, explique con sutileza las peculiaridades culturales que podrían afectar a cada uno/a en su rendimiento.

Algunas herramientas que pueden ser útiles:
  • Entornos virtuales de aprendizaje (VLE), p. ej., Moodle, Microsoft Teams, Acadly o Coefee son plataformas útiles para el seguimiento y la orientación.
  • Miro, YoPad y Speaky para actividades lingüísticas colaborativas.
  • Espacios de comentarios online como Google Forms o Padlet, Flinga, Poll para tareas escritas.
Le recomendamos que proporcione orientación siempre que lo vea necesario y considere las dificultades, intereses y preferencias de sus alumnos. Amplíe su repertorio de herramientas de comunicación digital para abordar las necesidades de aprendizaje que vayan surgiendo.

Tu respuesta: Intervengo de forma continua a través de comentarios motivadores o de corrección del idioma de destino empleando una gran variedad de herramientas digitales de enseñanza de idiomas (podcasts, tutoriales o manuales digitales) o utilizando todo el potencial de LMS, redes sociales y otros canales.

Tiene una muy óptima capacitación de uso de herramientas digitales. Utilice su experiencia y conocimientos para anticipar y prevenir problemas potenciales de interacción en entornos síncronos.

Este nivel le permite comprender mejor las necesidades individuales de los alumnos y vd. adapta su enseñanza en consecuencia.

Al asignar una tarea grupal, sería una buena idea establecer un cronograma y organizar reuniones grupales o individuales para llevar a cabo tutorías, consultas y orientación adicional.

Sin embargo, recomendamos que su orientación sea siempre algo que pidan los alumnos o que vea que es necesario. Es importante no inmiscuirse en los elementos de trabajo colaborativo y participación de los alumnos en pareja o autónomamente.

Un buena idea es animar a los alumnos a la auto-reflexión y autoevaluación propias, siguiendo diferentes tipos de formatos de portafolios con rúbricas relacionadas con los descriptores del MCER.

En niveles más altos de dominio del idioma, puede incluso pedir a sus alumnos que sugieran soluciones técnicas digitales que hayan encontrado útiles en otros campos o asignaturas.

Algunas herramientas:
  • Aulas virtuales de comunicación síncrona como Second Life, Classcraft.
  • Herramientas para lluvia de ideas y planificación de proyectos como Mindmeister, Miro, Flinga.
Le recomendamos que se anticipe y prevenga los problemas de los alumnos, pero también trate de abordar las necesidades de sus alumnos de forma individual. Asegúrese de utilizar lo que sabe sobre las dificultades, intereses y preferencias de sus alumnos para mejorar la eficacia de su enseñanza, es decir, reorganizar, reorientar o volver a enseñar el contenido del curso para abordar las necesidades de aprendizaje.

Tu respuesta: En clase, no considero o rara vez considero organizar actividades colaborativas utilizando herramientas digitales.

El mundo laboral moderno se basa esencialmente en procesos colaborativos. Por lo tanto, el trabajo en grupo es una parte importante de la educación. Es particularmente importante en el aprendizaje de idiomas porque el idioma es una herramienta clave para construir relaciones humanas de todo tipo.

Los alumnos deben poder comunicarse siempre en grupos. En un proceso de aprendizaje colaborativo utilizando el idioma de destino, la comunicación debe ocurrir de forma natural. El trabajo en grupo es efectivo para desarrollar todas las macrodestrezas, ya sea recepción, producción, interacción, mediación, etc. Los alumnos desarrollan sus competencias comunicativas en un entorno natural; no es necesario que proporcionemos lecciones "estructuradas", ya que la comunicación es algo natural cuando los alumnos comienzan a trabajar juntos en tareas grupales.
Un entorno de aprendizaje digital colaborativo, como una wiki o un blog, puede ayudar a los alumnos a trabajar en grupos para organizar su colaboración y documentar su aprendizaje de forma eficaz.
  • Herramientas de comunicación síncrona como WhatsApp, Speaky o Facebook suelen ser un medio inicial muy útil para crear un grupo de trabajo.
  • Para la escritura a través de grupos puede utilizar Padlet o Zumpad.
Le animamos a que Intente motivar a sus alumnos a participar en actividades colaborativas con mayor frecuencia; lo ideal es utilizar entornos colaborativos digitales. Esto mejorará la interacción social y habilidades digitales, y tendrá efectos positivos en las estrategias comunicativas de los alumnos (por ejemplo, interacción y mediación).

Tu respuesta: A veces me resulta difícil integrar tecnologías digitales en el trabajo en grupo debido a varias razones (bajo nivel de alfabetización digital o de idioma de los alumnos, acceso al software adecuado, etc.).

Vd. ya sabe lo importante que es para sus alumnos poder colaborar de forma efectiva para su aprendizaje. También es importante dar la oportunidad a los alumnos para que aprendan a investigar un tema y a documentar, presentar y compartir su información en formato digital.

El proceso de comunicación en sí es muy importante en la formación lingüística. Toda comunicación online espontánea y no sujeta a restricción de tiempo y uso (mensajes de texto, sistema de mensajería instantánea, etc.) le brindará al profesor una información notable sobre procesos comunicativos efectivos en la enseñanza y aprendizaje.

Las tecnologías digitales pueden mejorar sustancialmente la calidad del trabajo producido por los alumnos en actividades grupales, así como fomentar actividades y estrategias de interacción o mediación. En el caso de trabajo en grupos multiculturales, es también una buena oportunidad para desarrollar sus competencias plurilingües y pluriculturales (ej., Comprensión plurilingüe en situaciones en que los grupos pueden usar inconscientemente palabras en su lengua materna).

Los entornos virtuales de aprendizaje (VLE) pueden resultar muy eficaces para estos fines. En la mayoría de los casos, las instituciones ya proporcionan entornos de aprendizaje de este tipo, así que infórmese sobre su uso y función potenciales. También puede resultar útil participar en un curso de formación para aprender a aprovechar al máximo las funciones VLE disponibles.
  • Plataformas de aprendizaje colaborativo como Moodle, Google Drive, Linoit.
  • Para mediar en las actividades de los alumnos puede utilizar Miro o Coggle.
Le recomendamos que haga uso de Internet o de producción multimedia para involucrar a los alumnos en el trabajo colaborativo.

Tu respuesta: Animo a mis estudiantes de idiomas a utilizar tecnologías digitales para buscar y compartir información, presentar sus resultados en formatos digitales y hacer uso de las funciones básicas de una plataforma de e-learning.

Sus alumnos ya están familiarizados con algunas herramientas online que se utilizan de manera síncrona y colaborativa. El siguiente paso es utilizar estrategias digitales de tal forma que se pueda mejorar la creación de conocimiento de forma colaborativa y continuadamente.

Un entorno digital colaborativo contribuye al aprendizaje en el aula. También ayuda a finalizar de manera más eficiente las tareas grupales en casa. Además, para el profesor, los entornos digitales le permitirán organizar mejor los debates en grupo e interferir cuando sea necesario.

Sugerimos que considere qué problemas y limitaciones encuentra a la hora de implementar las actividades relacionadas con el trabajo en equipo. ¿Existen problemas basados, por ejemplo, en diferencias en los patrones o hábitos de trabajo entre los miembros de los equipos? ¿o hay procesos de comunicación ineficientes, o participación desigual?; ¿Existe falta de disciplina y / o una gran carga de trabajo en las tareas que influyen en la calidad del trabajo en grupo?

Los entornos de aprendizaje virtual (VLE) pueden ser un buen método para documentar y mostrar el progreso y resultados logrados por sus alumnos. Muy a menudo, la institución para la que trabaja le proporcionará ese entorno de aprendizaje. En la utilización de herramientas digitales sincrónicas, la información de los diferentes miembros del equipo es transparente y puede cotejarse, lo cual le aclarará cuestiones relacionadas con lo dicho anteriormente.

  • Entornos virtuales de aprendizaje como Moodle, Microsoft Teams, Acadly.
  • Para reuniones sincrónicas, puede utilizar herramientas VOIP como Zoom, BigBlueButton, Clickmeeting o Google Meet.
  • Puede utilizar herramientas más avanzadas para proyectos colaborativos como Story jumper, Pixton o Make Beliefs Comix, LearningApps.
  • Google Slides, Prezi, Genially y Emaze.
Le animamos a que pruebe distintos entornos digitales para enfatizar y facilitar la colaboración entre alumnos. Intente motivar a sus alumnos para que combinen diferentes herramientas digitales, creando así conocimiento colaborativo (por ejemplo, presentaciones con video o audio insertados en proyectos).

Tu respuesta: A menudo asigno tareas que fomenten el aprendizaje colaborativo, motivando el uso entre los alumnos de Internet para encontrar información y presentar resultados en diferentes formatos digitales en el idioma extranjero.

Denota ya una gran experiencia en el proceso de motivar a sus alumnos a colaborar en el entorno digital, a recopilar información, debatirla y transformarla en conocimiento colectivo.

Las actividades colaborativas en las clases de idiomas fomentan no solo las competencias lingüísticas comunicativas, sino también las competencias sociolingüísticas (adecuación sociolingüística) y pragmáticas (flexibilidad retórica, intervenciones en debates, coherencia argumentativa, etc.).

Un entorno digital colaborativo puede ayudar a que los alumnos se centren en el aprendizaje y a finalizar de manera eficiente las tareas grupales en casa. Dichos entornos digitales pueden también favorecer la organización de debates en grupo y la mediación del profesor cuando sea necesario. Esta interferencia docente aporta a los diferentes miembros de los equipos una transparencia comunicativa en el aula virtual.

Sugerimos que considere qué problemas y limitaciones encuentra a la hora de implementar las actividades relacionadas con el trabajo en equipo. ¿Existen problemas basados, por ejemplo, en diferencias en los patrones o hábitos de trabajo entre los miembros de los equipos? ¿o hay procesos de comunicación ineficientes, o participación desigual?; ¿Existe falta de disciplina y / o una gran carga de trabajo en las tareas que influyen en la calidad del trabajo en grupo? En grupos culturalmente heterogéneos, hay que tener en cuenta las diferencias y percepciones culturales diversas (actitudes sobre puntualidad y participación, nivel de independencia, etc.).

Para que su enseñanza sea más atractiva, en lugar de asignar actividades orales, puede pedir a sus alumnos que creen tiras de dibujos animados cortas y divertidas.

  • Plataformas de aprendizaje colaborativo como Thinglink, Moodle o Microsoft Teams. vhs.cloud (en alemán sólo).
  • Le animamos a que sugiera tareas grupales que requieran herramientas síncronas más complejas, como Story jumper, Make Beliefs Comix, Powtoons y fomenten su creatividad.
Le animamos a que pruebe con entornos digitales novedosos para ayudar a fomentar la colaboración de los alumnos. Asegúrese de que su entorno digital colaborativo esté integrado en su práctica de enseñanza de idiomas de forma continuada a lo largo del curso. La persistencia, constancia, retroalimentación y orientación/guía del docente fomentarán la motivación entre sus alumnos.

Tu respuesta: Mis alumnos intercambian información digital de forma continuada y crean conocimientos colaborativos en el idioma extranjero, empleando una gran variedad de herramientas digitales (wikis, blogs, redes sociales, paneles de mensajería instantánea, herramientas de planificación, herramientas de creación de contenido, etc.).

Vd. ya sabe cómo aprovechar al máximo las tecnologías digitales para el aprendizaje de idiomas. Igualmente, ya tiene muy bien integradas las estrategias colaborativas de creación de conocimiento, que se han convertido en una parte importante de la vida y el trabajo en su espacio digital. Lo importante en esta etapa es seguir reflexionando sobre los beneficios e inconvenientes de la tecnología.

El factor de la variedad de actividades (digitales) y los modos de interacción son la clave para que pueda satisfacer la inmensa mayoría de necesidades de aprendizaje entre sus alumnos.
Le aconsejamos que proporcione tareas que requieran de la retroalimentación y evaluación recíprocas entre sus alumnos. Analice también su desempeño docente hasta la actualidad: ¿ha habido alguna situación, aspecto o tema que haya servido para enriquecer su experiencia docente? Pida comentarios y valoraciones anónimas a sus alumnos. También considere si su modo de comunicación (virtual versus cara a cara) tiene el equilibrio adecuado y si brinda los resultados esperados. ¿El entorno digital se ha vuelto ya un proceso natural para sus alumnos o sigue siendo algo complejo y/o que entorpece más que ayuda en la comunicación?.
  • Modos de clase completamente virtuales, como Second Life.
  • Plataformas colaborativas para compartir conocimientos, como Diigo o Slack.
  • Herramientas de producción escrita más avanzadas, como WordPress.
Le recomendamos que intente encontrar soluciones innovadoras que mantengan motivados a sus alumnos para el trabajo colaborativo. Defina su papel en el proceso de enseñanza. ¿Es vd. un maestro que “enseña”, un mentor, un entrenador, un asesor, un facilitador, un alma gemela, un guía, un miembro del equipo o un amigo?.

Tu respuesta: Rara vez considero la aplicación de tecnologías digitales en el aprendizaje autónomo en mi clase de idiomas.

El uso de tecnologías digitales para el aprendizaje autónomo facilita en muchas ocasiones que los alumnos puedan ser conscientes de su propio proceso de aprendizaje.

Llevar a los alumnos a compartir la responsabilidad del proceso de aprendizaje puede ahorrarle tiempo además de contribuir a que los alumnos sean más conscientes de su progreso en el aprendizaje.
Le recomendamos que considere la posibilidad de integrar encuestas o cuestionarios interactivos en su enseñanza virtual, bien como actividad al final de cada lección, bien introduciendo el hábito de escribir un diario de aprendizaje online, p. ej. en forma de blog, donde los alumnos documenten y reflexionen sobre sus logros y necesidades de aprendizaje.
Some tools which may be useful for supporting this process include:
  • Varias herramientas interactivas para auto-corrección como Kahoot o Quizziz.
  • Herramientas para practicar la pronunciación, como Minimal Pair Tree o Natural Readers.
Le recomendamos iniciarse en esta tarea introduciendo encuestas rápidas al final de cada lección para que usted y sus alumnos puedan acostumbrarse a este tipo de auto-evaluación de competencias.

Tu respuesta: Los estudiantes reflexionan sobre su aprendizaje lingüístico, pero rara vez utilizan tecnologías digitales para ello, como cuestionarios online.

Vd. es consciente de la importancia de reflexionar sobre el aprendizaje lingüístico por parte de los estudiantes de idiomas, pero el uso de herramientas digitales para ello le sigue costando.

El uso de herramientas digitales para la autoevaluación puede ayudar a reducir el estrés, la ansiedad y la vergüenza en los casos de cometer muchos errores o tener dificultad en las evaluaciones.

Las herramientas digitales pueden ayudar a que los estudiantes desarrollen sus competencias lingüísticas y comunicativas (p. ej., expansión de su léxico, precisión gramatical, control de vocabulario y ortográfico). El entorno es más amigable, relajante y, a veces, parece un juego, por lo que las soluciones digitales ayudan a involucrar a los estudiantes de idiomas en la gestión de su propio aprendizaje y a contribuir a que su progreso les resulte más tangible.

Le recomendamos que Intente utilizar algunas herramientas digitales para reforzar sus estrategias docentes. En lugar de hojas de trabajo para la autoevaluación, podría, por ejemplo, utilizar cuestionarios online. En lugar de usar entradas de diarios, puede intentar utilizar blogs de aprendizaje, etc.

Experimente con diferentes soluciones y opciones y elija la que sea más beneficiosa para usted y sus alumnos. Intente incorporarlo a la práctica docente diaria.

En niveles más altos de competencia en el idioma, intente alentar a sus alumnos para que utilicen software y aplicaciones novedosas para la lectura de instrucciones en el idioma de destino y/o activen avisos en el idioma que practican.

  • Herramientas de evaluación como Kahoot, Quizziz o Google Forms.
  • Herramientas para practicar la pronunciación, como Minimal Pair Tree o Natural Readers.
  • Herramientas para el aprendizaje de la gramática, como Verbix o Lingofox (solo alemán).
Le sugerimos que experimente con diferentes soluciones digitales, intente utilizarlas con más frecuencia e intente combinarlas con diferentes actividades comunicativas.

Tu respuesta: A veces utilizo herramientas sencillas de evaluación online, p. ej., cuestionarios o tests en mi desarrollo de la práctica docente.

En numerosas ocasiones recurrir a herramientas de evaluación digital conlleva grandes beneficios para el aprendizaje autónomo del discente. No es sólo el evaluarles a través de cuestionarios online sino también, si quiere desarrollar competencias de otro tipo entre los alumnos, le recomendamos que utilice un formato diferente, como los blogs o entradas en diarios digitales.

Al ponerse con tareas escritas por su cuenta, los alumnos podrán utilizar herramientas digitales tales como diccionarios, correctores gramaticales y foros para garantizar el uso correcto del lenguaje. Asignar tareas escritas también puede afectar positivamente las estrategias de producción tales como la planificación, compensación, monitoreo y reparación o uso correctivo. Además de desarrollar sus competencias digitales, los alumnos tienen la oportunidad de adquirir las habilidades necesarias para desglosar información compleja, adaptar el lenguaje o simplemente simplificar el texto (mediación).

En el trabajo en grupo, la reciprocidad entre los alumnos y su colaboración pueden beneficiar otras destrezas, ya que practicarán habilidades de recepción, como la lectura para obtener información, leer como entretenimiento, o las estrategias de recepción en la identificación semántica e inferencia de significados.

Le recomendamos que utilice de forma periódica todo tipo de alternativas digitales para promover de manera más integral el aprendizaje autónomo. Piense en cómo puede utilizar de forma creativa diferentes funciones en las herramientas digitales para ayudar a los alumnos a planificar, supervisar y autoevaluar su propio aprendizaje.

Pruebe también herramientas digitales que no haya utilizado antes.

Antes de probar una nueva herramienta, revise su idoneidad y adáptela a su contexto si es necesario para asegurarse de que fomenta o facilita el aprendizaje autónomo.

Herramientas colaborativas y de recopilación de datos como Go Soap Box, Mind Maps, Memrise, Quizzlet, Spellcheck Plus, Google Forms.
Le sugerimos que adapte creativamente diferentes alternativas digitales según sus necesidades docentes. Intente utilizar una gran variedad de recursos y/o entornos digitales para recabar información y supervisar de forma continuada el progreso de sus alumnos.

Tu respuesta: Utilizo de forma continuada una gran variedad de recursos digitales para que los alumnos puedan gestionar su proceso de aprendizaje y reflexionar sobre su propio progreso discente.

Sus alumnos pueden utilizar una gran variedad de recursos digitales, como, por ejemplo, portafolios electrónicos, blogs, diarios digitales, herramientas de planificación, etc. para planificar su proceso de aprendizaje y recopilar información que podemos relacionar con los descriptores del MCER.

Con la aplicación de recursos y entornos digitales de autoevaluación, podrá motivar las tareas de recopilar, almacenar y evaluar información sobre el aprendizaje de sus estudiantes, así como acceder a dicha información desde cualquier lugar y en cualquier momento. También es importante fomentar el trabajo colaborativo pues proporcionan una beneficiosa retroalimentación discente.

Le recomendamos dar un siguiente paso, que sería, sobre todo, validar el uso correcto de esas herramientas digitales para la planificación, reflexión y autoevaluación, haciendo de ello un valor añadido en su aula de idiomas.

Reflexione sobre los distintos problemas que encuentra con sus alumnos cuando utilizan herramientas digitales, y reflexione sobre cómo abordar estos problemas. Un paso más allá es investigar si es posible utilizar los datos generados a través de dichas herramientas y organizarlos de una manera estructurada. Todo ello puede bridarle la oportunidad de compartir de forma clara y concisa con sus alumnos una comprensión más detallada de sus vías de aprendizaje. Para los estudiantes que poseen un nivel más alto de dominio del idioma, organice concursos de escritura o debates en línea. También pueden trabajar con proyectos audiovisuales sobre un tema en particular. Se puede establecer una línea de debates en grupos en que se anime a los alumnos a expresar respuestas personales ante textos / videos / animación creativos, donde puedan practicar sus habilidades de mediación.

Le recomendamos que motive a sus alumnos con diferentes recursos para que lideren proyectos donde creen su propio sitio web (disponible en dos o más idiomas) sobre cualquier tema elegido (por ejemplo, algo relacionado con su vida profesional o personal)

.
  • Herramientas de producción escrita más avanzadas como ThingLink o WordPress.
  • Herramientas para crear libros digitales o animaciones como Pixton, Powtoons o MySimpleshow.
Le animamos a que reflexione sobre la idoneidad de sus estrategias digitales para fomentar el aprendizaje de idiomas de manera autónoma.

Tu respuesta: Tras mucha reflexión crítica, integro de forma continuada varios tipos de herramientas digitales que permiten que los alumnos gestionen y documenten todas las etapas de su aprendizaje de idiomas.

Vd. ya demuestra una gran experiencia en el enfoque de promover el auto-aprendizaje gracias a la mejora continuada de estrategias digitales en el aula.

Le puede resultar muy útil conocer y estudiar en profundidad algunos Sistemas de Gestión del Aprendizaje, probando sus diversas funciones, funcionalidades de evaluación y almacenamiento de datos de forma periódica. Con estos sistemas, puede utilizar los datos que se generan automáticamente de una manera estructurada, para brindarles a usted y a sus alumnos una comprensión más detallada de su ruta de aprendizaje y sus necesidades de aprendizaje.

En este nivel avanzado lo importante ya es seguir concentrándose en las acciones tomadas o a tomar en base a la retroalimentación generada. Vd. ya alienta a sus alumnos para que se apropien del proceso de aprendizaje, por lo que es importante que siga realineando su docencia con las necesidades de aprendizaje de los alumnos.

Para fomentar y reforzar el aprendizaje autónomo, es importante que conozca si sus alumnos integran el desarrollo de sus competencias lingüísticas en su vida cotidiana (ya sea personal o profesionalmente). Reflexione sobre posibles actividades en las que los alumnos puedan combinar sus competencias lingüísticas y digitales con sus hobbies, pasatiempos / intereses y/o vida profesional.

Pueden usar el idioma para intercambiar correspondencia online, leer y escribir manuales / instrucciones, hacer presentaciones, grabar videos, etc.

Haga que su proceso de aprendizaje de idiomas sea aún más motivador al involucrarles trayendo a clase sus intereses y/o necesidades profesionales.

  • Herramientas para desarrollar podcasts como Vocaroo (básico), Audacity o Lightworks (avanzado).
  • Herramientas de producción de video como OpenShot, o Screencast-o-matic, MySimpleshow para producir y editar videos. Los alumnos pueden subir sus videos a Vimeo, YouTube o algunas redes sociales.
Le animamos a que siga integrando de una manera holística sus estrategias digitales en el proceso de enseñanza de idiomas.