XXX

Please consider where you stand in view of the following long-term goals.

1. Enseño al alumnado a evaluar la fiabilidad y la idoneidad de la información para el aprendizaje de lenguas (extranjeras) así como a identificar la desinformación y las fuentes tendenciosas.
Esto no es posible en mi docencia de la enseñanza de idiomas ni en mis actividades profesionales diarias con estudiantes.
De vez en cuando recuerdo a los alumnos que no toda la información y los recursos de aprendizaje de idiomas en línea son fiables y que deben mantener una actitud crítica al respecto.
Enseño a los alumnos a distinguir entre recursos digitales de aprendizaje de idiomas fiables y no fiables.
Discuto con los alumnos cómo utilizar e interpretar los medios de comunicación, verificar la exactitud de la información (por ejemplo, el origen y la autoría) y dar sugerencias sobre cómo evaluar su utilidad para el aprendizaje de idiomas.
Discutimos exhaustivamente cómo se genera la información y cómo se puede distorsionar.

2. Establezco tareas en la práctica de la enseñanza de idiomas que requieren que los alumnos utilicen medios digitales para comunicarse y colaborar entre sí o con un público externo.
Esto no es posible en mi docencia de la enseñanza de idiomas o en mi entorno laboral.
Sólo en contadas ocasiones se les pide a los estudiantes comunicarse o colaborar online para los propósitos de la enseñanza de idiomas.
Mis estudiantes usan dispositivos digitales para la comunicación y cooperación, principalmente entre ellos.
Mis alumnos usan y sacan provecho de diferentes entornos digitales para comunicarse y cooperar entre ellos, así como con una audiencia externa, con fines relacionados con el aprendizaje de idiomas.
Realizamos sistemáticamente tareas de aprendizaje de idiomas que permiten a los alumnos ampliar poco a poco sus conocimientos y participar responsablemente en la conversación y la colaboración en línea.

3. Establezco tareas en las clases de enseñanza de idiomas, tanto en línea como presenciales, que requieren que los alumnos creen contenidos digitales.
Esto no es posible en mi práctica de la enseñanza de idiomas o en mi entorno de trabajo.
Esto es difícil de poner en práctica en mi práctica de la enseñanza de idiomas con mis alumnos.
De vez en cuando inicio y guío a mis alumnos en la producción de contenidos digitales para divertirse y fomentar la motivación en el proceso de adquisición de la lengua (extranjera).
Mis alumnos crean contenido como el contenido como parte esencial de la adquisición de una lengua extranjera.
Esta es una parte clave del aprendizaje de idiomas y yo incremento periódicamente el nivel de dificultad para seguir desarrollando sus competencias lingüísticas y digitales.

4. Enseño a los estudiantes de idiomas (extranjeros) a comportarse de forma segura y responsable en los espacios en línea.
Esto no es posible en mi práctica de la enseñanza de idiomas o en mi entorno de trabajo.
Les informo de que tienen que tener cuidado con la transmisión de información personal en línea, por ejemplo, publicando fotos o comentarios.
Explico las reglas básicas para actuar de forma segura y responsable en los entornos en línea y protegerse a sí mismo y a los demás.
Discutimos y acordamos las normas de conducta en las comunidades de aprendizaje de idiomas y otros espacios en línea.
Desarrollo sistemáticamente el uso de reglas sociales por parte de los alumnos en los diferentes entornos digitales que utilizamos para la enseñanza de lenguas (extranjeras).

5. En mi trabajo como profesor de idiomas, animo a los alumnos a utilizar las tecnologías digitales de forma creativa para resolver problemas concretos que surgen en el proceso de aprendizaje de idiomas.
Esto no es posible con mis estudiantes, en mi trabajo como profesor de idiomas.
Rara vez tengo la oportunidad de fomentar la resolución de problemas digitales por parte de los alumnos en mis clases de idiomas.
De vez en cuando lo abordo, siempre que surge una oportunidad.
A menudo experimentamos con soluciones tecnológicas a los problemas.
Incluyo sistemáticamente en mi trabajo como profesor de idiomas oportunidades para la resolución creativa de problemas digitales.

Tu puntuación:

Tu puntuación:

Tu respuesta: Esto no es posible en mi docencia de la enseñanza de idiomas ni en mis actividades profesionales diarias con estudiantes.

Independientemente de los cursos de idiomas y del nivel que imparta, sus alumnos buscarán y deberán buscar información y materiales de aprendizaje en Internet.

Las tecnologías ofrecen una gran variedad de herramientas para abordar y practicar la lectura, la escritura, la escucha y el habla de un nuevo idioma a un ritmo individual. Por ello, es importante que los alumnos sean capaces de distinguir la información buena de la mala, y la precisa de la defectuosa, en Internet.

Para fomentar la alfabetización informativa, puede, por ejemplo, integrarla en una actividad de repaso. Esto puede consistir en presentar al alumnado un sitio web de traducción (por ejemplo, servicio Google free translation) y utilizar el repertorio plurilingüe (lengua comprendida por muchos estudiantes en grupos multilingües) para insertar el nuevo vocabulario sobre un tema que acaban de estudiar en la lengua meta en un contexto/frase en la segunda lengua. Pida a los alumnos que identifiquen la ambigüedad, las imprecisiones de significado, la gramática, la sintaxis, la falta de información o el sesgo. Una sola palabra, expresión o locuciones puede tener varios significados, lo que pone de relieve las "limitaciones" de los servicios de traducción libreices.

Otra estrategia para ello puede ser mostrar una fotografía de un hombre o una mujer y repartir diferentes hojas de perfiles con poca información. Los alumnos pueden adivinar cuál se corresponde con la foto. Discuta la facilidad con la que podemos encontrar prejuicios en Internet cuando hay poca información de fondo.

Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • - Recursos de traducción gratuitos com Google Translate para proporcionar traducciones proco precisas.
  • - Sitios web de recursos de imágenes gratuitos como Pixabay, Unsplash para encontrar imágenes creative commons.
Utilizar una fuente de información defectuosa o un sitio web en una actividad de revisión para fomentar la evaluación de la información.

Tu respuesta: De vez en cuando recuerdo a los alumnos que no toda la información y los recursos de aprendizaje de idiomas en línea son fiables y que deben mantener una actitud crítica al respecto.

Es muy importante recordar a los alumnos de idiomas que deben mantenerse escépticos ante la gran cantidad de información que tienen a su disposición en Internet.

Esto ayudará a los alumnos a ser menos pasivos y a ser más escépticos en su consumo de contenidos digitales.
Para hacer más comprensible esta cuestión, puede incluir un elemento de reflexión sobre la fiabilidad de la información obtenida en línea en una tarea, por ejemplo, en una actividad de revisión sobre la comunicación en línea. Presente a su alumnado una actividad de lectura que incluya la contribución de un texto a un sitio web colaborativo (por ejemplo, un blog, un foro, un documento compartido en línea, etc.) sobre un tema que los alumnos acaban de estudiar y pídales que identifiquen los hechos frente a las opiniones, que comparen y evalúen las diferentes perspectivas, que identifiquen el público al que va dirigido el texto (basándose en el registro lingüístico, el estilo, la jerga, etc.) y que medien el mensaje del texto. Señale las imprecisiones gramaticales, la falta de información o los prejuicios. Considere también la posibilidad de colaborar con colegas de la enseñanza de idiomas en esta cuestión, ya que el discernimiento se construye a través de la educación repetidan.
Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • News in Levels para estudiantes de inglés.
  • - Plataformas y recursos que proporcionan espacio online para proyectos cooperativos tales como Miro, Flinga o Google Docs.
Utilice una fuente de información errónea en una actividad de revisión. Pida a los alumnos que cuenten las experiencias que hayan tenido con información errónea en Internet.

Tu respuesta: Enseño a los alumnos a distinguir entre recursos digitales de aprendizaje de idiomas fiables y no fiables.

Al enseñar el pensamiento crítico sobre los medios y contenidos digitales, su siguiente paso podría consistir en considerar cómo permitir a sus alumnos de idiomas juzgar la calidad de la información encontrada en línea, independientemente de su fuente.

Esto debería ayudar a los alumnos a sacar el máximo provecho de las tecnologías digitales durante el aprendizajeing.
Podría, por ejemplo, presentar a sus alumnos, como parte de una actividad de repaso para ampliar el vocabulario y aprender jerga y expresiones idiomáticas (o metáforas y otro lenguaje figurado), un sitio web o un contenido audiovisual, por ejemplo, una canción sacada de Internet sobre un tema que acaban de estudiar. Pídales que identifiquen los errores gramaticales, las características regionales de la lengua (por ejemplo, los acentos o dialectos, las normas interculturales, la sintaxis y el estilo de la lengua meta, etc.), la información que falta o sesgada. Así, paso a paso, podrá aumentar su capacidad para evaluar la fiabilidad de la información, tomar decisiones informadas y valorar las pruebas y los argumentos sólidos. Considere también la posibilidad de colaborar con colegas de la enseñanza de idiomas en esta cuestión, ya que el discernimiento se construye a través de la educación repetida.
Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • - Recursos entretenidos para el aprendizaje de idiomas, como FLAX, Lyrics Training, YouTube.
  • News in Levels para estudiantes de inglés.
  • - Redes sociales: Facebook o Instagram.
Realice actividades que exijan a los alumnos comparar la precisión del lenguaje en diferentes fuentes. Puede probar a adaptar un vídeo de YouTube a sus objetivos pedagógicos.

Tu respuesta: Discuto con los alumnos cómo utilizar e interpretar los medios de comunicación,, verificar la exactitud de la información (por ejemplo, el origen y la autoría) y dar sugerencias sobre cómo evaluar su utilidad para el aprendizaje de idiomas.

El desarrollo de las habilidades de evaluación sobre los contenidos digitales suele implicar el debate en las clases de idiomas sobre cómo se genera la información y cómo se puede distorsionar.

Este proceso puede ayudar a promover en los alumnos una amplia comprensión de los contextos históricos, políticos, económicos y culturales de la producción de textos.

Para mejorar en este aspecto, concéntrese en enseñar a sus alumnos a evaluar críticamente la fuente de información, a reflexionar sobre su objetividad, a sacar conclusiones válidas y a utilizar la información de forma eficaz en argumentos y debates realizados en la lengua meta.

Puede hacerlo, por ejemplo, creando una viñeta o una animación sobre un tema concreto y utilizarla para escenificar un debate en el que los grupos de alumnos representen escuelas de pensamiento opuestas o, simplemente, opiniones contrastadas, al tiempo que consideran las frases de debate habituales. También puede presentar a los alumnos argumentos erróneos y pedirles que encuentren el error.

Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • - Herramientas digitales que permiten a los alumnus desarrollar sus propias animaciones Makebeliefscomix, Powtoons sobre temas específicos.
  • - Una aproximación adicional a esto podría incluir herramientas para desarrollar sus propios podcasts, como Vocaroo (básico) y/o Audacity (avanzado).
Implementar actividades de lectura que fomenten la capacidad de razonamiento lógico de los alumnos. La lectura crítica apoya la comprensión lectora de la lengua meta.

Tu respuesta: Discutimos exhaustivamente cómo se genera la información y cómo se puede distorsionar.

Desarrollar en sus alumnos la comprensión de cómo se genera y distorsiona la información les ayudará mucho en su aprendizaje del idioma, así como en su actividad en línea en general.

Los alumnos que reconocen recursos válidos y fiables en las clases de idiomas tienden a aplicar/transferir estas competencias fuera del aula.
El siguiente paso para usted y sus alumnos sería discutir cómo sacar conclusiones válidas y cómo utilizar la información de forma eficaz en los argumentos y debates. Puede hacerlo, por ejemplo, organizando un debate en el que los grupos de alumnos representen escuelas de pensamiento opuestas o simplemente contrasten opiniones. O puede presentar a los alumnos argumentos erróneos extraídos de diferentes espacios de las redes sociales, pidiéndoles que encuentren los errores.
Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • Redes sociales como Instagram, Facebook o YouTube para encontrar argumentos defectuosos o para utilizar como espacios de debate.
  • Recursos de aprendizaje de idiomas de entretenimiento, como FLAX, Lyrics Training.
Poner en práctica actividades que fomenten la capacidad de razonamiento lógico de los alumnos y les ayuden a comprender cómo los medios de comunicación influyen y construyen la realidad.

Tu respuesta: Esto no es posible en mi docencia de la enseñanza de idiomas o en mi entorno laboral.

Aunque puede resultar difícil establecer tareas de colaboración digital en las clases de idiomas, hay que tener en cuenta que el nuevo CEFR incluye descriptores para la interacción en línea. Es responsabilidad de todos los profesores de idiomas desarrollar esta habilidad en los alumnos de todos los niveles de competencia lingüística.

La comunicación digital es una habilidad básica importante. Es fundamental que los alumnos sepan utilizar los medios digitales para ayudarles a comprender su aplicación en la vida cotidiana.

Anime a los alumnos a comunicarse entre sí y a practicar la lengua meta hablada y escrita. Esto puede ayudar a crear una comunidad o un grupo en un entorno de colaboración en línea y ayudarle a plantear a los alumnos una tarea de colaboración concreta que deban resolver.

Animar a los alumnos a comunicarse con un público externo a través de un foro, una actividad de entrevista, etc., puede servir como punto de partida.

Sea cual sea la tarea concreta, anime a los alumnos a descubrir y participar en la comunicación social en línea y a contribuir con mensajes comprensibles y comentarios precisos, teniendo en cuenta el registro lingüístico y la estructura del discurso. Motive a los alumnos para que documenten sus reglas y las refuercen entre ellos. Desafíe a sus alumnos integrando tareas o variaciones que requieran diferentes estrategias de colaboración o normas de comunicación, por ejemplo, inscribirse en una clase de idiomas en línea y rellenar un formulario con datos personales.

Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • Redes sociales como Facebook, Instagram.
  • Foros en línea para el aprendizaje de idiomas(p. ej. Microsoft Teams).
  • Chats virtuales: grupos de WhatsApp.
Establezca incentivos para la comunicación y la colaboración y cree entornos de aprendizaje auténticos, como una sala de chat creada exclusivamente para la clase de idiomas.

Tu respuesta: Sólo en contadas ocasiones se les pide a los estudiantes comunicarse o colaborar online para los propósitos de la enseñanza de idiomas.

El nuevo CEFR incluye nuevos descriptores para la interacción en línea. Por lo tanto, se espera que el personal de enseñanza de idiomas anime a los alumnos a comunicarse y colaborar en línea con más frecuencia y que diseñe tareas lingüísticas que lo apoyen.

Cuanto mayor sea la variedad de tareas lingüísticas de que dispongan los alumnos, mejor será su rendimiento a la hora de escribir y hablar la lengua meta.

Un buen punto de partida es utilizar actividades de escritura colaborativa (por ejemplo, un resumen de las últimas noticias) y asignar dichas tareas a una comunidad o grupo. De este modo, los alumnos se acostumbrarán a los principios fundamentales de la colaboración en línea en un entorno social cerrado al que están acostumbrados. Esto fomenta el intercambio de conocimientos entre compañeros, ya que en los entornos de colaboración en línea los estudiantes de idiomas tienen la posibilidad de leer y analizar el trabajo de los demás. Sea cual sea la tarea concreta, anime a los alumnos a descubrir y desarrollar en colaboración reglas eficaces de comunicación y colaboración en la lengua meta.

Motívelos a documentar sus reglas y a reforzarlas entre ellos. Desafíe sus reglas integrando tareas o variaciones que requieran diferentes estrategias de colaboración o adaptación del registro lingüístico, estilos de comunicación, etc.

Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • - Software de desarrollo colaborativo, como Google Docs o Padlet, Flinga para ofrecer a los alumnus un espacio colaborativo para desarrollar documentos o tableros.
  • Software VLE como Moodle o Microsoft Teams para dar apoyo a la interacción, analisis y retroalimentación on-line.
Explorar el ámbito de la comunicación y la colaboración en línea.

Tu respuesta: Mis estudiantes usan dispositivos digitales para la comunicación y cooperación, principalmente entre ellos.

Sus alumnos tienen confianza y competencia para comunicarse con sus compañeros, tanto en su lengua materna como en la lengua meta, de forma eficaz y responsable. Ahora pueden empezar a ampliar poco a poco su mundo.

Al participar en este proceso, puede concienciar sobre la estructura del discurso, las categorías gramaticales y las expresiones idiomáticas de la lengua meta en la comunicación en línea.
Anime a los alumnos a ampliar su capacidad de comunicación (escrita y oral) más allá del círculo de contactos con el que se sienten cómodos. Puede pedir a sus alumnos que diseñen una encuesta en línea sobre un tema concreto con un creador de encuestas en línea gratuito y que preparen un breve informe. O que participen en un debate en línea o en un seminario web, o que se unan a una comunidad de aprendizaje de idiomas en línea o a un blog. También pueden ponerse en contacto con un centro de investigación o una autoridad nacional para plantear una pregunta que haya surgido en su curso de idiomas.
Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • Cuestionarios on-line, tales como Google Forms, SurveyMonkey o Typeform que los estudiantes pueden usar para desarrollar encuestas.
  • Espacios online, tales como Second Life, o muchos blogs de idiomas, así como espacios para interactuar con otros alumnos de idiomas.
Animar a los alumnos a comunicarse con un público externo.

Tu respuesta: Mis alumnos usan y sacan provecho de diferentes entornos digitales para comunicarse y cooperar entre ellos, así como con una audiencia externa, con fines relacionados con el aprendizaje de idiomas.

Sus alumnos parecen utilizar su aprendizaje de la lengua de forma productiva (escrita y hablada) con diferentes grupos de destino.

Esto es muy beneficioso, ya que los alumnos se ven capacitados para utilizar la lengua meta en situaciones auténticas del mundo real.
Lo importante para usted es establecer sistemáticamente tareas en la enseñanza de idiomas utilizando herramientas sincrónicas o asincrónicas que permitan a los alumnos ampliar poco a poco sus competencias lingüísticas y reflexionar más sobre la adecuación sociolingüística de la lengua meta. Capacite a sus alumnos para que se comuniquen de manera profesional y para que argumenten sus puntos de vista siendo educados y respetuosos con los demás y sus opiniones. Sus alumnos deben darse cuenta, a través de su participación en contextos de comunicación cada vez más complejos, de que la comunicación oral y la escrita siguen reglas y categorías gramaticales diferentes.
Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • Herramientas VOIP tales como Zoom, Bigbluebutton, Clickmeeting o Google Meet para misiones o tareas síncronasents.
  • Foros de discusión o blogs, como WordPress, Second Life, Google Docs para misiones o tareas asíncronas.
  • - Herramientas colaborativas como Flinga, Miro, Padlet.
Involucre a los alumnos en tareas completamente en línea y descubra las reglas de comunicación y la estructura del discurso.

Tu respuesta: Realizamos sistemáticamente tareas de aprendizaje de idiomas que permiten a los alumnos ampliar poco a poco sus conocimientos y participar responsablemente en la conversación y la colaboración en línea.

Sus alumnos son capaces de utilizar su aprendizaje del idioma para participar en muchas conversaciones y situaciones de colaboración en línea y contextos.

La práctica significativa de la lengua meta en entornos en línea con audiencias auténticas crea una experiencia positiva y facilita la comprensión.
Lo importante para usted es capacitar a sus alumnos para que apliquen y desarrollen de forma autónoma sus habilidades comunicativas (escritas y habladas por igual). Deben ser capaces de exponer su punto de vista con claridad, tener una opinión y argumentarla. Sin embargo, también deben ser capaces de comunicarse de manera profesional, ser educados y respetuosos con los demás y sus opiniones, etc. Los propios alumnos deben darse cuenta, a través de la práctica, de que la comunicación oral y la escrita siguen reglas diferentes, aunque estos conjuntos de reglas tienden a converger en la era del chat. Anime a los alumnos a idear sus propios planes para solucionar los errores que cometan inicialmente.
Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • - Foros de discusión o blogs como WordPress, Second Life, Typeform o Go Soap Box.
  • Herramientas colaborativas como Flinga, Miro, Padlet.
Todos ellas ofrecen un espacio para que los alumnos discutan, debatan y se evalúen entre ellos, y permiten proporcionar retroalimentación con vistas a contextos específicos de uso.
Asegúrese de capacitar a los alumnos para que descubran las reglas de comunicación y cooperación en la lengua meta y construyan comunidades.

Tu respuestas: Esto no es posible en mi práctica de la enseñanza de idiomas o en mi entorno de trabajo.

Aunque puede ser un reto integrar las actividades digitales en las clases de idiomas por diversas razones, hay muchas ventajas para empezar a hacerlo.

De este modo, puede aumentar la participación activa de los alumnos en el proceso de aprendizaje, ofrecerles opciones de personalización y permitirles desarrollar sus propios recursos digitales personales.
Deberá encontrar una unidad de estudio en la que los propios alumnos puedan crear contenidos, por ejemplo, escribir mensajes a un compañero en la lengua meta, realizar una entrevista y grabarla con su smartphone, hacer fotos o escribir un texto y publicarlo en Internet, diseñar un artefacto digital con un software que conozcan, etc..
Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen recursos fáciles de usar como Story jumper o Make Beliefs Comix para permitir a los alumnus crear recursos de imágenes.
Considere la posibilidad de integrar actividades digitales sencillas en su enseñanza de idiomas.

Tu respuesta: Esto es difícil de poner en práctica en mi práctica de la enseñanza de idiomas con mis alumnos.

Sus alumnos carecen del equipo digital necesario o de las habilidades digitales necesarias para realizar las típicas tareas digitales. Esto significa que tiene que ser innovador y empezar con tareas sencillas.

De este modo, puede aportar nuevas ideas creativas para las clases, por un lado, y, por otro, fomentar las habilidades de los alumnos en la creación de contenidos digitales.

Hacer fotos con un smartphone es una actividad que todos los alumnos son capaces de realizar y que se puede relacionar con cualquier tema. Pruébelo. Pida a sus alumnos que traigan fotos personalizadas relacionadas con un tema, p. ej., "mi lugar favorito de la ciudad" y pídales que justifiquen su elección, ya sea en una actividad de lengua escrita o hablada. También puede pedir a los alumnos que se graben con el smartphone leyendo un texto, o que creen un podcast en la lengua meta y practiquen la pronunciación, la entonación correcta, la melodía del discurso, etc. Pregunte a los alumnos por los problemas a los que se han enfrentado y ayúdeles a superarlos con tareas adicionales.

Esto aumentará el interés de sus alumnos por la asignatura y, en muchos casos, su comprensión de la misma.

Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • Herramientas simples de desarrollo de audio como Vocaroo las cuales pueden ser usadas por los alumnos para editar audios.
  • - Para usuarios más avanzados, herramientas como Lightworks, Screencast-o-matic pueden ser útiles como una forma de grabar y combinar audio, vídeo y contenidos en pantalla.
Integrar actividades digitales sencillas y discutir abiertamente los problemas técnicos a los que se han enfrentado.

Tu respuesta: De vez en cuando inicio y guío a mis alumnos en la producción de contenidos digitales para divertirse y fomentar la motivación en el proceso de adquisición de la lengua (extranjera).

¿Cuáles son las barreras contextuales que le han impedido hasta ahora integrar estas actividades motivadoras con mayor firmeza en su enseñanza de idiomas? ¿Se debe a que no cree que tenga tiempo para hacerlo más a menudo? ¿Es porque le resulta difícil relacionarlo con el desarrollo de las destrezas lingüísticas que sus alumnos necesitan desarrollar? ¿Es porque no suele hacerse?.

Reflexione sobre las ventajas que obtienen sus alumnos cuando crean contenidos digitales en las actividades de aprendizaje de idiomas y sobre lo que podrían haber aprendido con respecto al desarrollo de las habilidades de escritura, habla, lectura y escucha.

Estas reflexiones le ayudarán a comprender cuáles son los puntos fuertes específicos de la creación de contenidos por parte de los alumnos en la enseñanza de su asignatura y a qué barreras contextuales se enfrenta. También le ayudarán a identificar muchas más oportunidades para involucrar a los alumnos en la creación de contenidos digitales que sean relevantes para su aprendizaje y contribuyan a que alcancen los objetivos de aprendizaje deseados.

Las plataformas o herramientas colaborativas en línea pueden utilizarse para trabajar conjuntamente y practicar las habilidades escritas en la adquisición de la lengua. Esto permite a los alumnos insertar ideas de forma anónima o con su nombre y colaborar con otros estudiantes de idiomas. Para las destrezas orales y auditivas, o para los alumnos más avanzados digitalmente, se puede pedir a los alumnos que hablen entre ellos en directo en línea, por ejemplo, haciendo una presentación en la lengua meta que les apasione o de la que tengan conocimientos.
Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • Herramientas de desarrollo collaborativo como Padlet or Google Docs, Make Beliefs Comix, Wordsearch, Puzzle Maker que puede ser utilizadas por muchos alumnos para desarrollar un recurso compartido o añadirlo a un espacio compartido.
  • Herramientas VoIP como Bigbluebutton, Clickmeeting para hablar y escuchar en directo en línea.
  • Cram, LearningApps, Cobocards para crear juegos de memoria.
Integrar las actividades de creación de contenidos digitales en el aprendizaje y la enseñanza básicos de idioma.

Tu respuesta: Mis alumnos crean contenido como el contenido como parte esencial de la adquisición de una lengua extranjera.

La creación de contenidos digitales en la lengua meta lleva a los alumnos a una reflexión crítica y a la evaluación tanto del uso de la lengua en el entorno en línea como de las estrategias de comunicación necesarias.

De este modo, los alumnos pueden desarrollar su comprensión de cómo utilizar las plataformas de contenidos digitales y desarrollar la confianza en sus competencias digitales y habilidades comunicativas en la lengua meta.
El siguiente paso puede ser considerar diferentes actividades y formatos disponibles para la creación de contenidos digitales por parte de sus alumnos. El objetivo debe ser permitir a los alumnos utilizar muchos medios digitales diferentes -visuales, de audio, de vídeo, basados en texto...- y combinarlos eficazmente para demostrar de forma exhaustiva su comprensión.
Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • Programas de videograbación, como Screencast-o-matic, o programas de edición de vídeo como el editor Openshot Video se pueden usar para combinar audio, vídeo y contenido basado en texto.
  • Storyjumper, Make Beliefs Comix, Pixton se pueden usar para crear libros digitales.
  • Boords se puede usar para crear guiones gráficos y animaciones.
Incremente la variedad de herramientas usadas por los alumnos para crear contenidos digitales.

Tu respuesta: Esta es una parte clave del aprendizaje de idiomas y yo incremento periódicamente el nivel de dificultad para seguir desarrollando sus competencias lingüísticas y digitales.

La integración sistemática de la creación de contenidos digitales en las clases de idiomas y el estímulo a los alumnos para que seleccionen y combinen diferentes formatos digitales con el fin de presentar eficazmente sus habilidades comunicativas y su comprensión pueden ser muy beneficiosos.

Esto permite a los alumnos utilizar la lengua meta en un contexto social y orientado a la acción.
Anime a sus alumnos a probar nuevos métodos y formatos digitales; a introducir efectos que sorprendan a su público o les hagan reír; a utilizar diferentes opiniones como incentivo para el estudio, por ejemplo, de estrategias de mediación en la lengua meta. Anímelos a observar su producto digital desde un punto de vista artístico, reflexionando sobre lo interesante, coherente, preciso y completo que es. Esto no sólo mejorará su competencia digital, sino también su competencia para comunicar sus conocimientos sobre el tema, para conectar sus hallazgos o sopesar los argumentos, y para demostrar de forma exhaustiva su comprensión.
Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • - Herramientas altamente inmersivas para crear presentaciones e informes atractivos en líneas, como Piktochart, Emaze, Genial.ly.
  • Boords se pueden usar para crear storyboarding y animaciones.
  • Cobocards, Cram se pueden usar para crear juegos de memoria.
Profesionalizar la producción de medios de comunicación de los alumnos junto con los alumnos en las clases de idiomas.

Tu respuesta: Esto no es posible en mi práctica de la enseñanza de idiomas o en mi entorno de trabajo.

Aunque no prevea actividades específicas de aprendizaje de idiomas que impliquen el uso de materiales web, sus alumnos pueden utilizar a veces estrategias de información y comunicación en línea para complementar sus conocimientos de idiomas. Para garantizar la seguridad del aprendizaje de idiomas en línea y hacer que este enfoque sea atractivo, los alumnos deben comprender su huella digital, cómo proteger su identidad digital y cómo evitar revelar demasiada información personal al escribir y hablar en línea.

Concienciar sobre el posible rastreo y uso indebido de los contenidos digitales es muy importante para evitar futuras decepciones o desprecios. Además, los alumnos utilizarán los recursos digitales con más confianza si saben cómo protegerse desde el principio.

Resumir las normas relevantes en forma de una guía del curso, utilizando un lenguaje sencillo y/o con imágenes y símbolos, que podría hacerse en clase o como deberes. Para sensibilizar sobre el tema, podría introducirse primero en un contexto cotidiano, recogiendo ideas sobre lo que a los alumnos les gustaría que los demás supieran sobre ellos mismos en el "mundo real", y luego asignar las conclusiones al mundo digital. Abordar el hecho de que la cortesía y el respeto son también una cuestión importante que debe tenerse en cuenta tanto en el mundo digital como en la vida cotidiana.

Asegúrese de que los alumnos comprenden la posibilidad de ser hackeados y despreciados con medios digitales (como la exposición poco meditada de fotos en plataformas de medios sociales, etc.). Muestre los sitios web con la configuración de la política de privacidad y explique su significado. Como este punto es muy importante, pida a uno o varios alumnos avanzados que hagan de mediadores y traduzcan el contenido al lenguaje que entienden sus compañeros.

Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • Herramientas de procesamiento de textos para desarrollar guías de cursos como Microsoft Word o versiones en línea de esas herramientas como Google Docs.
  • Redes sociales como Facebook o Twitter suelen tener una política de privacidad que se puede utilizar para demostrar a los alumnos.
Discutir las normas de comunicación en línea con los alumnos. Comparar la etiqueta (general y digital) que es común o diferente en sus países de origen

Tu respuesta: Les informo de que tienen que tener cuidado con la transmisión de información personal en línea, por ejemplo, publicando fotos o comentarios.

Es importante que los alumnos sean conscientes de los peligros asociados a los servicios en línea, como el spam, la suplantación de identidad o el acoso, y que sepan gestionar su huella digital y proteger sus datos digitales. Sin embargo, también hay que tener en cuenta las normas sociales y culturales de la comunicación hablada y escrita.

Los alumnos se sienten más cómodos utilizando los recursos digitales cuando saben identificar la configuración de la seguridad de los datos e identificar las posibles trampas para evitar sorpresas desagradables.
Discutir con los alumnos la aplicación práctica de las normas generales en cualquier servicio de mensajería o medio social que utilicen, como Facebook, WhatsApp, Telegram, Signal, etc., y cualquier otra actividad en línea que realicen. Aborde con ellos situaciones concretas de comunicación y cómo las normas acordadas deben ser refinadas o modificadas para adaptarse a su comunicación. Discutir qué datos personales ponen a disposición a través de los programas de aprendizaje de idiomas y las aplicaciones que ya utilizan, y a quién los ponen a disposición. Además podría recoger experiencias de mal comportamiento en situaciones comunicativas, así como experiencias relativas a un exceso de apertura en Internet, como correos y llamadas publicitarias no deseadas, etc., y discutir cómo se pueden evitar estas cosas.
Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen las herramientas de produccion de vídeo como Screencast-o-matic o el editor Openshot Video que los alumnos pueden utilizar para producir y mostrar sus propios vídeos que generen emociones buenas o malas.
Establecer una actividad digital adecuada para debatir las normas de comportamiento en línea, como producir y compartir un vídeo de una situación desagradable por un comportamiento grosero a través de un servicio de mensajería (por ejemplo, un grupo de WhatsApp, etc.).

Tu respuesta: Explico las reglas básicas para actuar de forma segura y responsable en los entornos en línea y protegerse a sí mismo y a los demás.

Discuta con los alumnos qué datos personales ponen a su disposición a través de los programas y aplicaciones de aprendizaje de idiomas que utilizan, y con quién.

Ser capaz de gestionar las propias estrategias de seguridad ofrece más confianza en la forma de utilizar los recursos digitales.
Deje que los alumnos exploren cómo gestionar su identidad en línea de forma que se sientan cómodos. Anímelos a pensar en cómo se presentan al mundo y a identificar los datos personales que pueden compartir en línea de forma segura y los que deben mantener en privado. Discuta las experiencias personales de los alumnos en relación con el tema.
Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen los sitios para compartir vídeos como Youtube y Vimeo pueden utilizarse para mostrar tutoriales sobre normas generales de comportamiento en Internet.
Proponga una actividad digital adecuada para debatir sobre las normas de conducta. Por ejemplo, ver una película o escuchar un podcast y hablar del comportamiento de los personajes en una situación cotidiana. Pida a los alumnos que lo trasladen al mundo digital. ¿Las normas de etiqueta son las mismas en todas las culturas? Debata sobre ello.

Tu respuesta: Discutimos y acordamos las normas de conducta en las comunidades de aprendizaje de idiomas y otros espacios en línea.

Es consciente de la importancia de que los alumnos interioricen la forma de comunicarse en línea, entre ellos y con el mundo exterior.

Comprender las trampas de la comunicación en línea y cómo evitarlas determina la cantidad de información personal que alguien está dispuesto a exponer en público. Esto puede proporcionar a los alumnos una sensación de autodeterminación, en lugar de encontrarse con problemas imprevisibles con datos inseguros.

Anime a los alumnos a introducir sus nombres en diferentes buscadores y a debatir sus resultados. ¿Es realmente la imagen que quieren mostrar públicamente de sí mismos? Descubra junto con los alumnos qué datos personales ponen a disposición a través de los programas y aplicaciones que utilizan, y a quién ponen esos datos a disposición. Deje que exploren cómo gestionar su identidad en línea para que se sientan cómodos con la forma en que se presentan al mundo y con la información que comparten en línea. Recoja ejemplos de las redes sociales (por ejemplo, Facebook) y examine la configuración de seguridad de los datos. Señale qué normas de seguridad son las más adecuadas.

Puede ser una buena idea identificar a los alumnos más "avanzados digitalmente" en los grupos, que pueden actuar como mediadores y explicar las configuraciones básicas de protección de datos que conocen y han ajustado personalmente, y qué es exactamente lo que debe tenerse en cuenta al utilizar Internet. Para que los alumnos de idiomas sean conscientes de ciertas normas de etiqueta, permítales ver cómo actúan ellos mismos en entornos difíciles.

Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • El uso de redes sociales como Facebook o Twitter para presentar o crear situaciones de comunicación concretas que permitan identificar a los alumnos cómo puede ser necesario refinar o modificar las reglas acordadas para adaptarse a su comunicación en la lengua meta.
  • Sitios web y servicios de gestión de contraseñas, o ajustes de gestión de contraseñas en los navegadores, para demostrar la necesidad de crear contraseñas seguras y cambiarlas regularmente. Puede recopilar una variedad de posibles contraseñas y dejar que los alumnos discutan cuáles utilizarían y cuáles no y por qué las consideran apropiadas o no.
Fomente la autonomía de los alumnos pidiéndoles que supervisen la configuración de seguridad de las aplicaciones y programas que utilizan y que la ajusten en consecuencia. Puede repartir tareas de comunicación que impliquen algún tipo de insulto o vergüenza y grabar un vídeo de la situación. Deje que consideren si la reacción fue apropiada o no y qué podría mejorarse. A continuación, traslade la situación al mundo digital. Discuta con los alumnos la aplicación práctica de estas normas con sus compañeros o cuando tengan que dirigirse a actores públicos mediante dispositivos digitales como teléfonos inteligentes, tabletas u ordenadores.

Tu respuesta: Desarrollo sistemáticamente el uso de reglas sociales por parte de los alumnos en los diferentes entornos digitales que utilizamos para la enseñanza de lenguas (extranjeras).

Lo que hay que hacer ahora es potenciar que los alumnos se apropien de las normas que obedecen, y su derecho a adaptarlas y modificarlas como consideren oportuno.

Ser consciente de las trampas de la comunicación en línea y ser capaz de gestionar la propia configuración personal para evitarlas permite un uso más intrépido y frecuente de los medios digitales en el proceso de aprendizaje de idiomas.
Discutir situaciones de comunicación concretas y cómo las reglas acordadas deben ser refinadas o modificadas para adaptarse a su eficacia en el país donde viven los alumnos y en la lengua meta. Descubra junto con los alumnos qué información ponen a disposición a través de los programas y las aplicaciones que utilizan, y a disposición de quién la ponen, y muéstreles cómo ajustar la configuración personal de los documentos que intercambian durante el trabajo digital en pareja o en grupo, así como en otras actividades digitales. Asegúrese de que sus alumnos conocen las normas de protección de datos existentes y saben cómo aplicarlas a sus propios entornos de aprendizaje.
Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • - Programas de envío masivos de e-mails como Mailchimp y Surveymonkey para explicar las diferencias entre las copias y las copias ciegas y para explicar las normas legales de protección de datos cuando se envían correos electrónicos o se utiliza Internet en general.
  • Sitios web como "Creative Commons" para ayudar a explicar y gestionar normas básicas como los derechos de autor de los textos y la propiedad de las imágenes que posiblemente puedan utilizar para el intercambio digital de ejercicios y tareas.
Fomente la autonomía de los alumnos pidiéndoles que supervisen todas las configuraciones de seguridad de las aplicaciones y programas que utilizan y que las ajusten en consecuencia.

Tu respuesta: Esto no es posible con mis estudiantes, en mi trabajo como profesor de idiomas.

Es importante capacitar a los alumnos para que identifiquen sus problemas y obstáculos en su proceso de aprendizaje de idiomas en lo que respecta a la comunicación de sus propias necesidades de aprendizaje, la comprensión del contenido del curso y el estímulo para encontrar formas de superarlos. Para usted, como profesor/a de idiomas, esto significa que debe estar abierto a las diferentes formas en que los alumnos superan los obstáculos del aprendizaje, aunque a veces parezcan ineficaces, arbitrarias o dudosas. Puede, y debe, animar a los alumnos a trabajar en los errores de sus estrategias de aprendizaje, así como valorar que hayan dado el primer paso para superar un obstáculo importante para su aprendizaje.

De esta manera, los alumnos pueden identificar los problemas en sus enfoques de aprendizaje, haciendo uso de ejemplos de fuentes en línea para la autoevaluación, incluso si no hay un profesor a mano.

Puede y debe introducir a sus alumnos de idiomas en el uso básico de las ferramientas digitales de forma lenta y progresiva. El conocimiento básico de las herramientas digitales y su aplicación es importante para que los alumnos, incluso los de clases de idiomas de bajo nivel, puedan participar en actividades en línea sin obstáculos.

Además, para superar las dificultades del aprendizaje de una lengua meta mediante el uso de tecnologías digitales, el profesor debe crear un entorno que mejore la familiaridad de los alumnos con estas tecnologías e involucrar activamente a los alumnos en actividades de lectura, escritura, habla y comprensión auditiva. Por tanto, es importante señalar la importancia de mantenerse en sintonía con la lengua, no sólo en clase, sino también, tan a menudo como sea posible, en entornos en línea en casa, en caso de que estén disponibles. Pregunte a los alumnos si ya conocen herramientas para mejorar su aprendizaje fuera de la clase de idiomas (aplicaciones, entornos de aprendizaje en línea, etc.) y anímelos a compartir sus ideas con los demás.

Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • Aplicaciones de mensajería como WhatsApp, Facebook Messenger, Telegram, Snapchat, etc. se pueden usar para permitir a los estudiantes comunicar mensajes fáciles con sus compañeros con la mayor frecuencia posible (“¿Cómo estás?”, “¿Qué hora es?).
  • - Las pizarras digitales en línea, como Padlet, Miro, Flinga pueden utilizarse para presentar a los alumnos tareas sencillas en línea (como ejercicios de gramática de bajo nivel con listas desplegables) en una pizarra digital en línea y pueden utilizarse para que los alumnos completen los ejercicios de forma individual o en colaboración para que se hagan una idea de cómo funciona. Estas plataformas también pueden dar a los alumnos la oportunidad de descubrir posibles deficiencias de aprendizaje evaluando su progreso mediante ejercicios y pruebas de bajo nivel en línea, con la opción de comprobar la corrección de forma instantánea.
Anime a los alumnos a utilizar de forma creativa los recursos digitales, como los servicios de mensajería, para afrontar los retos de comunicación de forma eficaz. Considere también la posibilidad de introducir plataformas con juegos sencillos en el aula para fomentar el vocabulario y la gramática y anime a los alumnos a utilizarlos individualmente en casa.

Tu respuesta: Rara vez tengo la oportunidad de fomentar la resolución de problemas digitales por parte de los alumnos en mis clases de idiomas.

La resolución de problemas es una habilidad del siglo XXI requerida universalmente. El aprendizaje de un nuevo idioma puede resultar muy difícil, sobre todo si la forma de aplicarlo difiere mucho de las estrategias de aprendizaje de los países de origen de los alumnos. Este tipo de retos se presentan constantemente. Como profesor de idiomas, es importante anticiparse a ellos y proporcionar los recursos necesarios para que los alumnos puedan descubrir sus carencias individuales y diseñar soluciones de forma creativa. Las tecnologías digitales pueden, en muchos casos, ayudar a los alumnos a diseñar una solución que puedan experimentar como innovadora.

La falta de confianza en sí mismo a la hora de utilizar una lengua meta es un reto muy frecuente en el aprendizaje de idiomas que los alumnos deben superar a menudo. Guiar y animar a los alumnos a encontrar estrategias innovadoras por sí mismos es una buena manera de aumentar su autoestima.
El siguiente paso sería mejorar la forma de anticiparse a los retos en una situación de aprendizaje de idiomas e incluso provocar activamente dichos retos. Las situaciones en las que los alumnos identifican que hay algo imposible de conocer o de afirmar, o algo demasiado difícil de entender porque va más allá de sus capacidades o posibilidades, pueden convertirse en un reto que hay que superar: colectivamente por todos los alumnos, o por un pequeño grupo de alumnos, o por alumnos individuales.
Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen buscadores como Google o Bing pueden ser útiles para ayudar a explicar y permitir a los alumnos explorar qué palabras de búsqueda son significativas para encontrar un tema especial. Pídales que se dirijan a sus compañeros por correo electrónico o por mensajería si necesitan ayuda o una explicación más detallada. Como punto de partida, esto puede hacerse total o parcialmente en la lengua materna con uno o varios alumnos como mediadores.
Plantear retos introduciendo un nuevo problema en el aprendizaje de idiomas sin explicar los detalles y pedir a los alumnos que identifiquen y discutan qué medios digitales utilizarían para encontrar explicaciones adecuadas para afrontar el reto.

Tu respuesta: De vez en cuando lo abordo, siempre que surge una oportunidad.

Usted sabe lo importante que es animar a los alumnos a superar los retos en sus planteamientos de aprendizaje de idiomas y también sabe que las tecnologías digitales pueden, en muchos casos, ayudarles a encontrar soluciones innovadoras.

De este modo, podrá garantizar que todos los alumnos tengan la oportunidad de desarrollar sus habilidades de resolución de problemas digitales en sus cursos de idiomas y aumentar sus conocimientos básicos.

Considere la posibilidad de crear actividades fáciles de usar para ayudar a los alumnos a superar estos retos de forma eficaz. Puede crear, por ejemplo, un blog en el que los alumnos puedan compartir textos e ideas, o buscar un sitio web con vídeos, audios, textos, listas de vocabulario y temas gramaticales, etc., y asegurarse de que todos puedan acceder a él. También puede ayudarles a comunicarse en línea mediante programas de conferencias web.

Puede plantear de forma activa situaciones desafiantes, por ejemplo, pidiendo a los alumnos que encuentren lugares de interés en sitios distintos en los que nunca hayan estado antes. En grupos, puede dejar que resuelvan una tarea utilizando correctamente un buscador de su elección.

Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • Herramientas de vídeo producción como Screencast-o-matic o el editor Openshot Video se pueden usar para que los alumnos hagan vídeos en los que discutan los problemas y las posibles soluciones y los muestren al resto de la clase.
  • - Herramientas colaborativas como Mindmeister, Worscramble, Powtoons, Yopad se pueden usar para ayudar a los alumnos a colaborar on-line.
Plantear retos a los alumnos introduciendo un nuevo tema en el aprendizaje de idiomas sin explicar los detalles y pedir a los alumnos que identifiquen formas innovadoras de afrontar el reto y que discutan los resultados. Esté atento/a a las situaciones en las que los alumnos encuentren algo imposible de conocer o de afirmar, o que vaya más allá de sus capacidades o habilidades -por ejemplo, una cuestión gramatical recién implementada. Convierta esto en un reto a superar entre todos los alumnos de forma colectiva, o por un pequeño grupo de alumnos, o bien como un reto a superar individualmente, y dígales que sugieran medios digitales para encontrar soluciones.

Tu respuesta: A menudo experimentamos con soluciones tecnológicas a los problemas.

El siguiente paso sería entender cómo puede integrar sistemáticamente las oportunidades de apoyo digital en su enseñanza de idiomas, para que sea una parte integral y natural de su enseñanza y para garantizar que todos los alumnos se beneficien.

La comunicación digital regular entre compañeros conduce a una mayor confianza en el uso de la lengua meta en diferentes situaciones y aumenta la motivación para aprender en un entorno digital.
Convierta los entornos digitales en una parte constante de sus clases de idiomas. Cree pequeñas tareas periódicas que permitan a los alumnos trabajar juntos digitalmente. Para cada unidad o módulo de estudio, identifique los aspectos en los que espera que los alumnos experimenten algo como imposible de conocer o de afirmar, o demasiado difícil de lograr (por ejemplo, una cuestión gramatical recién implementada). Conviértalo en un reto a superar, ya sea de forma colectiva por todos los alumnos, o por un pequeño grupo de alumnos, o por alumnos individuales. Pídales que identifiquen cómo se podrían obtener estos nuevos conocimientos y recoja las ideas de los alumnos sobre cómo sugerirían que se abordara este objetivo y cómo la tecnología puede ayudar a ello. Verá que hay muchas oportunidades para integrar los enfoques digitales en su enseñanza. En algunos casos, los retos encontrados serán diferentes para los distintos grupos de capacidad, pero, en cualquier caso, el profesor deberá reconocer las nuevas habilidades adquiridas. Es posible que se requiera una formación adicional, ya sea individualmente, con un compañero o en grupo.
Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen las plataformas de blogs como Jimdo, Ionos o WordPress o las herramientas colaborativas como Miro, YoPad, Padlet, Canvas pueden ser utilizadas por los alumnos para compartir textos e ideas proporcionando vídeos, audios, textos, listas de vocabulario y temas gramaticales, etc. asegurando al mismo tiempo que todo el mundo pueda acceder a ello.
Integre sistemáticamente las oportunidades de resolución de problemas digitales ofreciendo formas de afrontar los retos que presentan los medios digitales. Para garantizar la diferenciación interna, deberá implementar varias tareas en paralelo, permitiendo que cada alumno o grupo de alumnos trabaje según su capacidad para afrontar el reto. Así, podrá garantizar que todos los alumnos tengan la oportunidad de desarrollar sus competencias lingüísticas utilizando los medios digitales.

Tu respuesta: Incluyo sistemáticamente en mi trabajo como profesor de idiomas oportunidades para la resolución creativa de problemas digitales.

Usted sabe lo importante que es animar a los alumnos a superar los retos en el aprendizaje de un nuevo idioma, y también sabe que las tecnologías digitales pueden, en muchos casos, ayudar a los alumnos a diseñar una solución para superar estos retos de forma innovadora y creativa.

Ser capaz de crear métodos innovadores para apoyar el aprendizaje de idiomas con medios digitales y ganar seguridad en su aplicación mejora la capacidad de los alumnos para el aprendizaje autodeterminado y permite el intercambio y la mediación constante entre los compañeros.
El siguiente paso sería asegurarse de que sus alumnos se benefician de este proceso. Piense en los tipos de actividades digitales que suele poner en práctica y considere cómo puede adaptarlas o reorientarlas para tener en cuenta las diferentes capacidades. Piense en la ayuda y la orientación que puede ofrecer a los alumnos sin poner en peligro su propiedad en el diseño de una solución. Esta puede ser una parte difícil de todo el proceso: capacitar a todos sus alumnos para que se sientan capaces de lograr lo impensablekable.
Entre las herramientas que pueden ser útiles para apoyar este proceso se incluyen:
  • Plataformas de blogs como Jimdo, Ionos o WordPress para crear un blog o sitio web de la clase donde los alumnos puedan compartir textos e ideas. Una vez que el sitio web o el blog esté en línea, debe convertirse en un componente fijo de las clases de idiomas. Convierta el sitio en una fuente constante de información y tareas a la que los alumnos puedan recurrir. Descubra adopciones o mejoras del sitio web mientras lo utiliza y haga que sus alumnos lo mantengan adecuadamente.
  • Padlet, Miro, Powtoons para animar a los alumnos a colaborar más frecuentemente en línea.
Integrar sistemáticamente las oportunidades de resolución de problemas digitales y promocionar el aprendizaje autónomo de la lengua pidiendo a los alumnos que creen nuevas formas innovadoras de afrontar el reto. Asegúrese de que todos los alumnos se benefician. Para garantizar la diferenciación interna, tendrá que poner en marcha varias tareas en paralelo, permitiendo que cada alumno o grupo de alumnos trabaje según su capacidad para superar el reto. La planificación puede hacerse en una hoja de papel. La implantación de la tarea la podría llevar a cabo un grupo de usuarios más avanzados. De este modo, se puede garantizar que todos los alumnos tengan la oportunidad de compartir sus ideas y desarrollar sus habilidades lingüísticas en diferentes niveles.